Publicidad

Blogs

 

Enfoque

 

Juan Antonio Monroy

Condena bíblica de la adivinación

La adivinación en la Biblia (VIII)

 
Condena bíblica de la adivinación
La adivinación se condena en las páginas de la Biblia como reliquia engañosa del paganismo.

05 DE OCTUBRE DE 2011

Llegado a este punto se impone una afirmación categórica y demostrable: la Biblia condena la adivinación en todas sus formas.

La magia y la adivinación están consideradas como prostitución religiosa y Dios mismo se encarga del castigo: “La persona que atendiere a encantadores o adivinos, para prostituirse tras ellos, yo pondré mi rostro contra tal persona, y la cortaré de entre su pueblo” ( Levítico 20:6 ).

Se insiste en la pena merecida de los adivinos y nigromantes: “El hombre o la mujer que evocare espíritus de muertos o se entregare a la adivinación, ha de morir; serán apedreados; su sangre será sobre ellos” ( Levítico 20:27 ). Jeremías grita: “Espada contra los adivinos” ( Jeremías 50:36 ). El castigo del Señor es inexorable. Los adivinos no formarán parte de Israel ni serán inscritos en su libro: “Estará mi mano contra los profetas que ven vanidad y adivinan mentira; no estarán en la congregación de mi pueblo, ni serán inscritos en el libro de la casa de Israel” ( Ezequiel 13:9 ).

En una larga lista de prohibiciones dictadas por Dios se incluye la adivinación: “No os volváis a los encantadores ni a los adivinos; no los consultéis, contaminándoos con ellos” ( Levítico 19:31 ). El autor inspirado continúa manifestándose contra toda práctica adivinatoria, pues sólo Jehová puede comunicar el futuro a los hombres: “No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa naciones de delante de ti” ( Deuteronomio 18:10-12 ).

La profecía de Zacarías está concebida en términos genéricos contra los adivinos: “Los terafines han dado vanos oráculos, y los adivinos han visto mentira, han hablado sueños vanos, y vano es su consuelo; por lo cual el pueblo vaga como ovejas, y sufre porque no tiene pastor” ( Zacarías 10:2 ).

Manasésestá considerado como el rey más impío de todos cuantos estuvieron al frente del pueblo hebreo. Sucedió a su padre a la edad de doce años y reinó unos cuarenta y cinco años en Jerusalén, siete siglos antes de Cristo. Entre sus muchas impiedades, que Dios condena, se dice de él que ”miraba en agüeros, era dado a adivinaciones, y consultaba a adivinos y encantadores” ( 2º Crónicas 33:6 ).

A semejanza de los pueblos paganos de su época, Israel también trató de conocer el futuro de las personas y de los acontecimientos valiéndose de distintos métodos adivinatorios. Su inherente propensión a la adivinación se agudizó al mezclarse con los pueblos cananeos.

Pero, como se ha visto, la adivinación se condena en las páginas de la Biblia como reliquia engañosa del paganismo. El conocimiento de Dios y su revelación destruyen la base de la superstición esotérica. En el Nuevo Testamento, perfeccionada ya la Revelación, desaparecen todas las prácticas adivinatorias.
 

Autores: Juan Antonio Monroy

©Protestante Digital 2014

 
 



 

 

Comentarios (5)

 
Id Autor/Fecha Comentario
5

Santi se Manresa

27/10/2011 18:32h

Sólo una pocas palabras, para decir SI a lo escrito por Sol Fierro el 10-10-11. Ella dice : 'los magos eran 'sabios' , no magos , y su ciencia era ASTRNOMIA , no astrología....'. A lo dicho por ella , personalmente esclarecer, que quizás estos magos podían formar parte de una casta sacerdotal, ( No judía ) dedicada al estudio con lo que tenían un pleno conocimiento de todas las religiones, costumbres y escrituras de los diferente pueblos que fueron conquistados por el Imperio Persa, años antes. Porque no pensar y creer que tenían un cierto conocimiento de las escrituras y profecías hebraicas y que perfectamente en su saber, relacionaron la aparición de la Estrella con un evento EXTRAORDINARIO . No deja de ser curioso que los presentes que llevaron a Jeús, fueran Oro, proclamándole Rey, Incienso declarándole SACERDOTE y Mirra, anunciando así su muerte PROVIDENCIAL i EXPIATORIA.

4

sol fierro claveria

10/10/2011 10:36h

los profetas (bíblicos) no adivinaban , ellos tenían una estrecha relación con Dios , una vida separada y alineada con Dios..por éste motivo es que podía entregar una profecía a su pueblo , por medio de éstos hombres......recordemos que Dios no contradice su palabra ...por otro lado , los reyes eran 'sabios' , no magos , y su ciencia era astronomía , no astrología....hay buen material de escritores reformados muy bueno , que aclaran muy bien éste punto.....

3

Galo Nómez

07/10/2011 19:17h

La magia y la adivinación tienen más sentido en las religiones politeístas, donde estas intervenciones de bajo poder que afectan a un pequeño grupo de humanos son tarea de dioses menores. Por lo mismo, estas prácticas fueron muy populares entre los seguidores de los baales, en el Israel antiguo. Por ende, para quienes reconocen a un único Dios verdadero, son inaceptables, porque tarde o temprano se transformarán en una alternativa a Él

2

Carlos

07/10/2011 19:17h

Esto último no es cierto. Precisamente el principio del Nuevo Testamento comienza con una adivinación. Tras el nacimiento de Jesús, los magos de oriente que vinieron para adorarle lo hicieron porque leyeron en los astros y adivinaron su significado. Las profecías en sí mismas son un acto de adivinación. Está muy bien eso de barrer para dentro. Llamemos a las cosas por su nombre. La biblia puede decir una cosa y la contraria en pocas páginas. Un saludo a todos.

1

José Luis Medina Rosales

07/10/2011 19:17h

Este magnifico estudio sobre la adivinación en la Biblia por el prolífico escritor D. Juan Antonio Monroy viene muy oportuno dado el resurgimiento en estos tiempos de obsesión por lo oculto y el retorno de los brujos por la puerta grande. Creo que se debería de poner más el dedo en la llaga y tratar mas este tema desde todos los ángulos. Gracias y saludos.

Tu comentario

Deja aquí tu comentario

Normas de uso

> Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

> No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

> Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


MULTIMEDIA

Ver + MULTIMEDIA
 

'Siete palabras’ (Jesús en la cruz, S. Park)

Stuart Park, evangélico de rigurosa formación teológica y filológica acaba de publicar el breve libro “Siete Palabras” (Ed. Camino Viejo, Valladolid. Sigue la traducción RV60: “Padre, perdónalos, p...

El Dios de la ternura: Carlos Duarte (poemas)

Carles Duarte, poeta catalán de larga trayectoria y reconocimiento. Deleitó a los asistentes como rapsoda, con su altísima poesía de trasfondo bíblico, fil osófico y espiritual que leyó en traducci...

¡Que Jesús entre en la Iglesia! A. Sampedro

Entrevista al compositor y conferenciante Alex Sampedrol, recientemente nombrado nuevo director para Especialidades Juveniles España/Europa, sobre la realidad de la iglesia y los jóvenes, que ha re...

Santiago en carta y música: Samuel Arjona

Entrevista a Samuel Arjona sobre "A Cielo Abierto", lanzado el pasado otoño. se inspira en la carta de Santiago. Samuel Arjona se rodea de músicos de gran calidad y reconocidos colaboradores (Franc...

Cristianos en la radio y radios cristianas

Viviana Rivero, Roberto Velert y Julio Pérez. Debate con la la escritora Viviana Rivero, creyente con éxito en el mundo editorial que aparece con frecuencia y gran audiencia en medios de su país; R...

Jesús y el fin del sueño de Lennon: José de Segovia

Entrevista a José de Segovia sobre el libro de Foenkinos sobre la biografía de John Lennon "El sueño se acabó". ¿Quién fue realmente Lennon? es la pregunt a que intenta responder este libro. Sin du...

Escrito en piedra, Dios como autor: D. Jándula

Conferencias del escritor Daniel Jándula con el tema “Escrito en piedra”, en el encuentro de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos (Adece) que celebró su encuentro anual el pasado 4 ...

'Soy egoista', libro de Edmundo Hernández

Entrevista a Edmundo Hernández, mexicano afincado en España, líder juvenil, músico, y autor del libro "Soy egosita". Una entrevista de Daniel Oval en Espacio Joven.

El Giralt-Miracle más íntimo y espiritual

El crítico de arte, historiador e impulsor cultural Daniel Giralt-Miracle recibió este pasado 4 de abril el premio Personalidad del Año, concedido por la Alianza de Escritores y Comunicadores Evang...

Entrevista a Daniel Giralt-Miracle

El crítico de arte, historiador e impulsor cultural Daniel Giralt-Miracle recibió este pasado 4 de abril el premio Personalidad del Año, de la Alianza de Esc ritores y Comunicadores Evangélicos. Le...

El camino espiritual de Los Beatles

El periodista y teólogo José de Segovia, nos habla del "Evangelio según los Beatles" al hilo del libro sobre John Lenon que ha escrito David Foenkinos en la biografía "El sueño se acabó". Una entre...

'Jesus on the web': Israel Montes

Los jóvenes de la Iglesia Evangélica de Ponferrada, han programado una interesante semana evangelística en las redes sociales creando “Jesus on the web”. Una entrevista a Israel Montes de Daniel Ov...

 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar