Publicidad

Blogs

 

mARTES

 

José de Segovia Barrón

Falsos testimonios

 
Falsos testimonios
 
La sociedad norteamericana se ha sorprendido estos días al descubrir que dos de sus escritores de más éxito han falseado su biografía, imaginando un pasado salvaje, para asombrar a sus admiradores. Así J. T. Leroy decía haberse dedicado de niño a la prostitución masculina, siendo seropositivo, mientras que James Frey contaba haber tenido una juventud marcada por las drogas, el alcoholismo y temporadas en la cárcel, cuando todo eran historias eran falsas...

28 DE FEBRERO DE 2006

 Lo mismo ha ocurrido con algunos testimonios evangélicos , que han sido investigados por periodistas. Así  Betty Malz , autora de un libro publicado por  Clie , asegura haber estado muerta y haber vuelto a la vida, o  Mike Warnke  dice haber sido drogadicto y dirigente satanista, cuando no fue así.  ¿Por qué hay tantas personas que se inventan un pasado tan terrible? ,  ¿qué valor damos a estos testimonios? y ¿cuándo nuestras medias verdades son simplemente mentiras? 

“No hay nada más fácil de ser tildado de exageración que el lenguaje de la verdad desnuda”, decía el autor de  El corazón de las tinieblas , Joseph Conrad. Pero también es cierto que toda media verdad, no es en el fondo más que una mentira. Por eso hay que darse cuenta que muchos de los testimonios que se cuentan, son más falsos que exagerados. Pero la credulidad de la gente parece no tener límites...

 Los cristianos confunden a menudo la fe con la credulidad. Y cuántas más extravagantes son las pretensiones de algunos, más claros nos parecen sus milagros . La lógica sin embargo nos dice que para hacer afirmaciones extraordinarias, hacen faltan también pruebas extraordinarias. Pero esas parecen brillar por su ausencia…

 UN MONTAJE INCREÍBLE 
 El montaje de Leroy era increíble . El supuesto niño  chapero  narra su dura infancia en una serie de libros, que juegan a construir un personaje ambiguo, muy de moda en Estados Unidos. Convertido en una celebridad literaria, sus novelas pretendían ser casi autobiográficas. Obligado desde los doce años a prostituirse por su madre, en bares de camioneros al oeste de Virginia, el chico dice que huyo de casa, para convertirse en un toxicómano sin techo en San Francisco. El  New York Times  sin embargo ha descubierto que Leroy era un fraude de tal magnitud, que la autora de  Sarah  (2002) es en realidad una mujer llamada Laura Albert.

Laura estaba casada con un músico, que decía ser psicólogo, llamado Geoffrey Knoop. La pareja asegura que rescató a Leroy de las calles de California. Rara vez aparecía en público, pero tenía un aspecto algo afeminado, bajo una especie de peluca y gafas oscuras, aunque en sus entrevistas siempre estaba a cierta distancia. Ninguno de los editores españoles dice que le conoció personalmente. La verdad es que tanto misterio olía algo a camelo. Su tono era más bien impostado, y las atrocidades que contaba sonaban un tanto exageradas.

Según el periodista del  Times , Warren St. John, la persona que aparecía en público era Savanah Koop, hermanastra del supuesto psicólogo que la rescató. Y una hermana de Laura recibió los primeros pagos por los libros, que fueron luego transferidos a una sociedad presidida por su madre. El periódico mismo le pagó así un artículo sobre un viaje a  Eurodisney . Lo mismo hacía en muchas otras revistas y se preparaba ahora la adaptación de uno de sus libros al cine. ¡Increíble!, ¿verdad?

 HISTORIAS DURAS 
 James Frey es autor de un libro de gran éxito, titulado  Un millón de piezas pequeñas . Se hizo famoso sobre todo a partir de los elogios que le dedicó la presentadora de televisión Oprah Winfrey. En él narra una juventud salvaje, marcada por las drogas, el alcohol y temporadas en la cárcel. El escritor nacido en Cleveland en 1969, en realidad inventó estas historias , llegando a falsear expedientes policiales, como pruebas de su relato. Hay informes policiales sobre él, pero contradicen la versión de su libro, por la que asegura haber pasado tres meses en prisión por posesión de  crack , provocar disturbios y atacar a un agente de la policía en Ohio.

El informe que se puede leer ahora en  Internet , dice que la policía halló a Frey ebrio en su coche y sin permiso de conducir, pero que no tenía  crack , ni atacó a ningún agente. Por lo que no ha pasado tres meses en la cárcel. “El detenido fue cortés y se mostró siempre dispuesto a cooperar en todo momento”, dice el agente. Y “Más tarde fue puesto en libertad, tras entregar una fianza”, acaba el informe policial.

El libro de Frey sobre su adicción y salvación fue descrito por Winfrey como “unas memorias desgarradoras, crueles y muy reales”. A partir de entonces escaló al primer puesto de la lista de ventas como el libro más vendido de  no ficción . El personaje se convirtió en la inspiración de millones de lectores que luchan contra la adicción a las drogas. Ahora el autor trata de defenderse en su página  web , pero la editorial  Random House  ofrece devolver el dinero a los lectores que se sientan estafados.

 TESTIMONIOS ASOMBROSOS 
 La Historia está llena de testimonios falsos. Muchos hablan de milagros, entre ellos algunos evangélicos, como Betty Malz. Otros de una vida terrible antes de la conversión, como el de Mike Warnke. Estos dos han sido puestos en evidencia por la investigación de algunos periodistas cristianos, pero tristemente tenemos que reconocer que no son más que dos ejemplos de algunas de las mentiras que se venden en librerías cristianas, se escuchan en reuniones de evangelización y son promocionadas en los medios de comunicación evangélicos por un público extraordinariamente crédulo. 

  
 Betty Malz  es una escritora cristiana, que hizo una obra en Estados Unidos a finales de los años setenta, que la convirtió en un  bestseller . El libro se llamó en castellano  Un viaje a la eternidad  y lo publicó en España la editorial evangélica  Clie , suponemos que ignorante de la verdad de sus increíbles aseveraciones. En él dice que fue ingresada de urgencias en un hospital de Florida de una inflamación de apendicitis, por la que murió clínicamente a las cinco de la madrugada, volviendo a la vida veintiocho minutos después. Su libro nos narra las experiencias de su viaje más allá de la muerte, como una demostración de la esperanza cristiana.

La periodista Lorna Dueck hizo para una revista cristiana canadiense llamada  Christian Week , una investigación sobre el caso de Malz. En ella entrevista a portavoces del hospital de Terre Haute en Indiana, donde aseguró ella haber estado en coma 44 días en 1959. Los responsables le dijeron que nunca estuvo muerta clínicamente. Su médico, Clark Boyd dice que sencillamente “esto no ocurrió”. Sin embargo el libro vendió un millón de copias y fue traducido a once idiomas. En él dice que visitó el Cielo y volvió a la tierra cuando su padre tuvo una palabra de oración. Lo más grave es que su editor americano mandó a alguien de esta editorial evangélica llamado  Chosen Books  a comprobar los informes del hospital en 1976 y sabía que la historia era falsa, pero prefirió creer las palabras de su padre…

 LA OBSESIÓN SATANISTA 
 El caso de Mike Warnke es mucho más reciente, pero está todavía mejor documentado, ya que se ha escrito hasta un libro sobre él . Los periodistas de la revista  Cornerstone  de la  Gente de Jesús  de Chicago, Jon Trott y Mike Hertenstein, han publicado un excelente trabajo sobre este pretendido “sumo sacerdote satanista”, convertido ahora en famoso evangelista. Warnke nacido en 1946 en Evansville, Indiana, es para mucho el mayor experto sobre satanismo que hay en el mundo cristiano. Su experiencia personal está sin embargo basada en un falso testimonio.

  
 Warnke tiene una triste vida. Su madre murió en 1955 de un accidente de coche en Tennessee, falleciendo su padre tres años después. Queda por lo tanto huérfano y necesitado de cariño. Sus padres adoptivos le matriculan en 1965 en la universidad californiana de San Bernardino, pero abandona sus estudios al primer curso. Se alista al año siguiente en la Marina en el cuerpo sanitario. Según su libro  El vendedor de Satanás , recibe ese año a Jesús como su Salvador. Al año siguiente se casa, pero tiene que marcharse a Vietnam, de donde vuelve el año 70. Es entonces cuando se hace famoso con el evangelista Morris Cerullo por su testimonio de “sumo sacerdote satanista”, escribiendo su primer libro en 1973.

Su testimonio lo escribe con otro autor cristiano llamado David Balsiger. En él dice que entró al satanismo por un compañero de universidad, que atiende al nombre de Dean Armstrong, pero que nadie conoce su existencia. Participa así en orgías sexuales, cayendo en el alcoholismo y el tráfico de drogas. Llega entonces a ser “sumo sacerdote satanista”, perdiendo su posición a causa de una sobredosis. Por lo que se va a Vietnam airado y desilusionado, para convertirse luego en un famoso evangelista. Estuvo en una escuela bíblica carismática y tuvo una relación con una estudiante, teniendo que divorciarse, para casarse de nuevo en 1976. Se hace entonces músico de  rock cristiano , grabando varios discos. Su esposa le acusa de malos tratos y se une en 1979 a una mujer de Kentucky, divorciada por tercera vez y madre de tres hijos, con la que escribe un libro para  “Recuperarse del divorcio” .

 EL VERDADERO TESTIMONIO 
 Aunque parezca increíble, Warnke es todavía un conferenciante popular en medios evangélicos . Aquel estudiante frustrado dice ahora tener dos carreras y estar doctorado en filosofía, cuenta su testimonio en televisión y es considerado por muchos, uno de los mayores expertos sobre ocultismo. Estos periodistas cristianos empezaron a investigar su caso en los años ochenta, a raíz de otro falso testimonio que descubrieron en su revista acerca de una autora que decía haber sacrificado a sus propios hijos en rituales satanistas, Lauren Stratford.

El libro que han publicado refleja más de un centenar de entrevistas con amigos y conocidos de Warnke. En él se ponen en evidencia datos tan absurdos como que Charles Manson fuera parte de su grupo, cuando estaba ya en la cárcel. El autor nunca ha reconocido sus mentiras, aunque en 1993 confesó su infidelidad matrimonial, después de casarse por cuarta vez el año 91. Ha tenido un ataque de corazón el año 97, pero ha vuelto a la escena evangélica este nuevo milenio con un libro de protesta por el tratamiento que ha recibido de estos periodistas.

 ¿Cómo se llega a semejante situación? La verdad es que no es difícil de imaginar en un mundo tan obsesionado por los testimonios como es el nuestro . Aquellos que nos hemos educado en la iglesia, hemos tenido siempre un cierto complejo cuando escuchamos las historias de conversión de drogadictos y navajeros. Sentados toda la vida en el banco de una iglesia, uno no tiene una historia muy apasionante que contar en medio de testimonios tan espectaculares, como los que se suelen oír en nuestros círculos. Por lo que aquellos que no hemos hecho una gran carrera en el crimen, ni hemos sido satanistas o ateos empedernidos, siempre sentimos un cierto malestar, cuando en un grupo cristiano nos piden que demos, lo que en lenguaje evangélico se suele llamar “nuestro testimonio”.

No es extraño por lo tanto que algunos empiecen a exagerar elementos de su testimonio. El que no era creyente, se vuelve ateo; el que tenía una vida un poco frívola, empieza a exagerar su promiscuidad; y si alguno ha tenido alguna experiencia con las drogas, ya era drogadicto. Algunos famosos testimonios se recrean tanto de hecho en este oscuro pasado, que uno acaba pensando como Spurgeon, que están “echando flores sobre su tumba”.  Hay una morbosidad insana que ha convertido nuestros testimonios en verdadera pornografía espiritual. Creo que ha llegado el momento de hablar claro… 

 Dar testimonio en la Biblia no es contar nuestra historia, sino hablar de lo que Cristo Jesús ha hecho en su vida y en su muerte . No es una recreación en nuestra biografía espiritual, sino un mensaje cristo-céntrico, que nos presenta el verdadero mensaje de salvación, Porque ¿qué son al fin y al cabo las buenas noticias? No lo que Cristo ha hecho por mí cierto día y a cierta hora, por medio de mi conversión, sino lo que Cristo Jesús ha logrado de una vez y para siempre, en su cruz y su resurrección. Ese es el mensaje que debemos transmitir al mundo. Todo lo demás es irrelevante. En un mundo post-moderno como el nuestro, lo que te sirve a ti, no tiene por qué servir a los demás. Lo que proclamamos sin embargo es la Verdad universal de Cristo, ante la que palidecen todas nuestras historias y se ponen en evidencia todas nuestras mentiras.
 

Autores: José de Segovia Barrón

©Protestante Digital 2014

 
 



 

 

Tu comentario

Deja aquí tu comentario

Normas de uso

> Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

> No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

> Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


MULTIMEDIA

Ver + MULTIMEDIA
 

Santiago en carta y música: Samuel Arjona

Entrevista a Samuel Arjona sobre "A Cielo Abierto", lanzado el pasado otoño. se inspira en la carta de Santiago. Samuel Arjona se rodea de músicos de gran calidad y reconocidos colaboradores (Franc...

Cristianos en la radio y radios cristianas

Viviana Rivero, Roberto Velert y Julio Pérez. Debate con la la escritora Viviana Rivero, creyente con éxito en el mundo editorial que aparece con frecuencia y gran audiencia en medios de su país; R...

Jesús y el fin del sueño de Lennon: José de Segovia

Entrevista a José de Segovia sobre el libro de Foenkinos sobre la biografía de John Lennon "El sueño se acabó". ¿Quién fue realmente Lennon? es la pregunt a que intenta responder este libro. Sin du...

Escrito en piedra, Dios como autor: D. Jándula

Conferencias del escritor Daniel Jándula con el tema “Escrito en piedra”, en el encuentro de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos (Adece) que celebró su encuentro anual el pasado 4 ...

'Soy egoista', libro de Edmundo Hernández

Entrevista a Edmundo Hernández, mexicano afincado en España, líder juvenil, músico, y autor del libro "Soy egosita". Una entrevista de Daniel Oval en Espacio Joven.

El Giralt-Miracle más íntimo y espiritual

El crítico de arte, historiador e impulsor cultural Daniel Giralt-Miracle recibió este pasado 4 de abril el premio Personalidad del Año, concedido por la Alianza de Escritores y Comunicadores Evang...

Entrevista a Daniel Giralt-Miracle

El crítico de arte, historiador e impulsor cultural Daniel Giralt-Miracle recibió este pasado 4 de abril el premio Personalidad del Año, de la Alianza de Esc ritores y Comunicadores Evangélicos. Le...

Moving Music: Vive el desafío

El casting de bandas que estabas esperando ya está aquí. Moving Music se llevará a cabo como un concurso de bandas cristianas a nivel nacional. Visita www.mo vingmusic.es e inscribete en esta web y...

El camino espiritual de Los Beatles

El periodista y teólogo José de Segovia, nos habla del "Evangelio según los Beatles" al hilo del libro sobre John Lenon que ha escrito David Foenkinos en la biografía "El sueño se acabó". Una entre...

'Jesus on the web': Israel Montes

Los jóvenes de la Iglesia Evangélica de Ponferrada, han programado una interesante semana evangelística en las redes sociales creando “Jesus on the web”. Una entrevista a Israel Montes de Daniel Ov...

La Creación, haiku de Dios: A.P. Alencart

El escritor, poeta e intelectual peruano-salmantino Alfredo Pérez Alencart habla de Dios, Biblia, poesía, fe y justicia social con Beatriz Garrido.

PP: atento a la Europa y España evangélicas

Julia Doxat-Purser, representante socio-política de la Alianza Evangélica Europea se reunió con Dolors Montserrat (Vicepresidenta del Congreso español), en la sede del Partido Popular de Cataluña c...

 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar