Publicidad

Blogs

 

Claves

 

Wenceslao Calvo

Pastor asesinado

 
Pastor asesinado
 
El viernes 24 de marzo el servicio de noticias de la CNN emitía un flash urgente en el que se informaba de la detención de la esposa de un pastor bajo la acusación de haber asesinado a su marido. Matthew y Mary Winkler, padres de tres niñas de ocho, seis y un año de edad, vivían en la pequeña localidad de Selmer en el estado de Tennessee, donde Matthew pastoreaba una congregación desde hacía poco más de un año. Casados desde hace diez, los Winkler eran a todos los efectos un modelo de mat

07 DE ABRIL DE 2006

Nada hasta ahora se sabe del móvil del crimen, ya que no hay evidencias de que hubiera violencia doméstica ni infidelidad conyugal. Todo lo contrario, los testimonios describen, por un lado a Mary Winkler, de 32 años, como a una esposa y madre perfecta y por otro a Matthew Winkler, de 31 años, como a un dinámico predicador y un ministro del evangelio que en el poco tiempo que llevaba ejerciendo el pastorado había logrado casi duplicar la membresía de la congregación. Es decir, tanto en el ámbito familiar como en el ministerial no había más que felicidad y éxito, lo cual ha dejado a los miembros de la iglesia sobrecogidos ante el terrible desenlace y estupefactos por lo insospechado del mismo.

 Especular sobre las motivaciones del asesinato sin que la investigación haya desvelado todavía las mismas es, como mínimo, hacer juicios temerarios , como bien advirtió uno de los ancianos de la congregación al resto de los miembros. Sin embargo, las preguntas se agolpan: ¿Cómo puede ser que una familia cristiana modélica sea el escenario de un crimen frío y premeditado? ¿Qué puede llevar a una ejemplar esposa de pastor a matar a su marido? ¿Cómo es posible que un ministro del evangelio tan admirado sea asesinado por la persona más cercana a él? Preguntas y más preguntas que, de momento, se quedan sin respuesta. Y sin embargo, los hechos son tozudos e indican que detrás de las amplias sonrisas de familia ideal y perfecta puede haber un cáncer agazapado que, en un momento determinado hace su aparición, destruyendo todo lo que hasta entonces era fascinante y maravilloso. Y de pronto, toda esa imagen tierna y adorable se derrumba, dejando paso a una realidad muy distinta.

 Hay un par de reflexiones que el terrible caso Winkler me infunde. La primera es el enorme abismo existente entre la percepción que hasta los más allegados de la familia tenían y la realidad encubierta que allí se estaba gestando . Ésa es una de las constantes que vez tras vez se muestran cuando un suceso de estas características sucede. Lo último que nadie se podía imaginar es que tal persona fuera capaz de hacer una cosa así. Esto es consecuencia de que tenemos la tendencia a idealizar a algunos así como tenemos la tendencia a estigmatizar a otros, basándonos para ello en presupuestos que nosotros mismos hemos fabricado. Pero tanto idealizar a unos como estigmatizar a otros puede resultar muy engañoso. Ciertamente Mary Winkler no era ni la esposa perfecta ni la madre perfecta, sencillamente porque ninguna de ambas cosas existen en esta tierra; con toda probabilidad era una esposa y madre como tantas otras, con sus grietas, con sus luchas, frustraciones y alegrías, solamente que con la presión añadida de ser la esposa de un admirado pastor, con el agregado de responsabilidad que ello supone.

 La segunda reflexión es el potencial maligno que cada uno de nosotros llevamos dentro , incluidos los que nos reconocemos como seguidores de Jesucristo. Es decir, Mary Winkler tenía su lado oscuro, igual que tú y yo lo tenemos. Un lado oscuro que, de no tomar medidas, puede llegar a convertirse en una tormenta tenebrosa. La novela de R. L. Stevenson  El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde  pone de manifiesto la cohabitación, en una misma persona, de los dos extremos morales, el bien y el mal, que producen un desdoblamiento de la personalidad, cuestión ésta que cada cristiano experimenta en su propio ser.

Uno de los pastores puritanos más sobresalientes de su tiempo fue Richard Baxter (1615-1691) quien escribió algunas obras notorias en las que pone de manifiesto la profundidad pastoral que caracterizaba a los puritanos. Una de ellas es  The Reformed Pastor  (1656) cuyo propósito va dirigido a exhortar a la vigilancia a todos aquellos que, llevando el nombre de cristianos, son además ministros del evangelio.

Una de las características que distinguieron a los puritanos era la introspección exhaustiva, profunda y metódica de la conciencia, hasta el punto de que no había nada, en su estimación, que fuera más importante que la iluminación, instrucción, purificación y mantenimiento en limpieza de la conciencia. Yo me temo que en esta cuestión vital de la conciencia hay una diferencia esencial entre nosotros y los puritanos: Ellos se tomaban muy en serio ese asunto y nosotros no. En la obra aludida, Baxter sintetiza así las  razones por las cuales es capital que los que sirven a Dios ejerzan una estrecha vigilancia sobre ellos mismos:
  1.  Porque tienen una naturaleza tan depravada como los demás.
  2.  Porque están expuestos a más grandes tentaciones que los demás.
  3.  Porque los ojos de muchos están sobre ellos, y por tanto serán muchos los que vean sus caídas.
  4.  Porque sus pecados tienen un agravante que los hace más odiosos que los de los demás.
  5.  Porque su obra requiere mayor gracia que la de los demás.
  6.  Porque el honor de Cristo reposa sobre ellos más que sobre los demás.
 
Me parece que estas razones de Baxter siguen siendo tan actuales hoy como cuando él las escribió y no nos vendría nada mal reflexionar en ellas y ponerlas en práctica. Después de todo ya hubo otro, mucho antes de Baxter, que nos puso sobre aviso en el texto bíblico de más abajo para que fuésemos cuidadores de nosotros mismos.

 ‘Ten cuidado de ti mismo...’  (1 Timoteo 4:16)
 
 

Autores: Wenceslao Calvo

©Protestante Digital 2014

 
 



 

 

Comentarios (7)

 
Id Autor/Fecha Comentario
7

anonima

20/07/2013 19:15h

podria saber como se llama la pelicula me han hablado de ella

6

anonimo

20/05/2013 01:00h

Tambien me entere de esta historia por la película, me conmovio... el unico conocedor de la verdad es el Señor... a veces tratar de ser luz del mundo es dificll cuando tienes una viga en el ojo que esta en tu ceno familiar.... que dios nos ayude a no contaminar nuestro corazon.... para gozar de un genuino nacimiento ....

5

Juan.

13/05/2013 18:41h

Una Historia interesante dentro del seno de la cristindad, el Señor dijo no me llames bueno, solo el Padre es bueno, pero bien el Señor tambien nos llama a ser perfectos comoverdaderos hijos del Padre o se a Cumplir con la caridad hermanable sin fingimientos y ser genuinos, Paz del Señor a todos, Juan.

4

yusmar

13/05/2013 18:41h

hola, me entere de esto por una pelicula que vi ayer... y decisi buscar la noticia... es dificil creer esto. estoy impactada con esto.. realmenteme gustara conocer a mary y ver realmente q la motivo a ese crime... Dios la ayude de verdad.. una barzo orare por ellla

3

andrea

18/11/2012 02:27h

Es terrible lo que la violencia en el matrimonio puede llegar a causar: la total despersonalizacipon de alguien, su humillación y quebranto. Como ese hombre se creyó el Señor y rompió sus votos como cristiano.

2

Jessica

12/08/2012 01:29h

Y el asesinado era un santo cierto?

1

sebastian

12/08/2012 01:29h

realmente me conmobio la historia de mary, y me gustaria conoserla y saber mas de ella, es una mujer muy valiente y un ser humano entera y caval.

Tu comentario

Deja aquí tu comentario

Normas de uso

> Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

> No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

> Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


MULTIMEDIA

Ver + MULTIMEDIA
 

Amor y pareja (1): J.A: Monroy

Una serie de Juan Antonio Monroy (desde El Heraldo de la Verdad) en la que aborda desde todas sus perspectivas el hecho del amor en la pareja, hombre y mujer, noviazgo y matrimonio.

Cómo combatir la soledad (M.J. Núñez)

Dice la psicóloga María Jesús Núñez: "Las consultas de psicología están llenas de personas que se sienten solas, decepcionadas, que se resisten a romper una relación por miedo a la soledad posterio...

Madrid, '¿Hay Solución!' en Cristo

Un reportaje fotográfico de César Iglesias Menéndez para Protestante Digital del evento "¿Hay Solución!" celebrado en Madrid, el viernes 18 y el sábado 19, en la explanada de la Plaza de Toros de L...

Heller Gzlez., de cura a pastor anglicano

Heller González Pena, responsable de la Iglesia anglicana El Renuevo en A Coruña (Galicia), es de nacionalidad cubana. Allí estudiaba para sacerdote católico, pero tuvo una experiencia que le llevó...

Soledad y soledades (Mª Jesús Núñez)

Una entrevista a María Jesús Núñez Dios psicóloga, y escritora, sobre la soledad en nuestro tiempo. ¿Qué es? ¿por qué se produce en el siglo de la comunicacióin? ¿hay diferentes tipos de soledad? ¿...

Cumbre iDeo, jóvenes y Dios: A. Sampedro

Por primera vez en España se celebra la Cumbre Ideo de Especialidades Juveniles (5-6 de septiembre, Madrid), un ministerio dedicado al ministerio juvenil, cuyo director regional en Europa es Alex S...

Johnny Cash, profeta de la Gracia (José de Segovia)

El cantatutor Johnny Cash, "el hombre de negro", en su última etapa, hace una reflexión profunda de la fe, la vida cristiana, el sentido de la iglesia como comunidad y en especial de la Gracia de D...

El tiempo perfecto de Dios (J.A. Monroy)

Juan Antonio Monroy, en su programa "El Heraldo de la verdad", nos habla de la historia de Jesús y la higuera que no daba fruto, aplicando este relato del Evangelio al concepto de tiempo perfecto p...

Cash, el hijo pródigo (José de Segovia)

Seguimos hablando de Johnny Cash con José de Segovia, y en esta segunda entrevista nos encontramos con el Cash cuya fe atraviesa caminos oscuros y tortuosos, pero que siempre lucha de alguna forma ...

Tiempo imperfecto (J.A. Monroy)

Juan Antonio Monroy, en su programa "El Heraldo de la Verdad", nos habla sobre tiempo imperfecto y tiempo perfecto.

¿Por qué ser virgen hasta el matrimonio?

Dice Will Graham: "Imaginaos que estáis casados. Vuestro cónyuge os pregunta: “¿Por qué me eres tan fiel?” Y respondéis, “Bueno, cariño, porque no quiero contraer enfermedades sexuales, ni tener un...

El amor se alimenta con pequeños detalles

La psicóloga Mª Jesús Núñes da sugerencias prácticas que protegen una relación saludable y duradera de pareja. Se basan en estudios con parejas de más de 20 años casados. Y tienen que ver mucho con...

 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar