Publicidad

+qFamilia

 

Dependientes hasta los 30 años 

 

La adolescencia en España «se eterniza»

 
La adolescencia en España «se eterniza»
Los jóvenes españoles tardan cada vez más en ser adultos. La emancipación se retrasa seis años respecto a otros países europeos.

22 DE FEBRERO DE 2011, MADRID

La etapa de la adolescencia, que la Organización Mundial de la Salud acota a un periodo entre los 10 y los 19 años, puede llegar en nuestro país hasta los 30. Así lo indica una investigación de la Universitat Autònoma de Barcelona en colaboración con la Universidad de Campinas (Brasil).

El estudio hizo una comparativa de los dos últimos censos, 1991-2001 y detectó que en estos diez años la emancipación laboral, residencial y familiar de los jóvenes españoles se retrasó seis años.

"Es brutal que se valore como normal que personas de 25 años sigan viviendo con los padres", juzga Pau Miret, investigador del Centro de Estudios Demográficos de la UAB, que defiende que la emancipación debería producirse con 22 ó 23 años.

FACTORES QUE INFLUYEN
Según la investigación, en 1991 la edad del completo proceso de emancipación era, de media, a los 22 años en mujeres y a los 24 en hombres. Sin embargo, en 2001 se pasó a los 28 y 30, respectivamente. La coyuntura económica es el factor más señalado para explicar esta tendencia a demorar la edad de la independencia. Sin embargo, el estudio determina que es más un agravante que una causa directa.

La socióloga Almudena Moreno de la Universidad de Valladolid coincide con el estudio. La precariedad de contratación o el difícil acceso a la vivienda, señala, no parecen el escenario ideal para despedir la adolescencia. Sin embargo, hace especial hincapié en una variable cultural. "Los españoles no le dan el mismo valor a la autonomía que los europeos".

Y añade a renglón seguido: "En el resto de países, independizarse es un valor en sí mismo". "Es la cultura establecida", abunda Miret que lamenta la escasez de políticas sociales orientadas a los jóvenes como la "tardía y poco eficaz" renta de emancipación del Ministerio de Vivienda.
Lo que más preocupa a los investigadores es la falta de madurez que acarrea esta dilación de la independencia y sobre todo el efecto dominó que genera. "El hecho de vivir tanto tiempo con los padres dificulta la convivencia en pareja o con amigos", apunta Miret. Y no sólo eso. "Hay investigadores que incluso han señalado este retraso con la baja natalidad", se aventura Moreno.

SEMI INDEPENDENCIA
España es un país  familista  en el que todas las ayudas y prestaciones que no cubre la Seguridad Social son suplidas por el entorno familiar. Así, en un escenario económicamente adverso que dificulta –y en algunos casos imposibilita- la emancipación, muchos jóvenes se refugian en su entorno más cercano.

"Muchos optan por buscar vías de semi independencia dentro de la propia familia", explica la socióloga Almudena Moreno. Según ella el entorno familiar se ha flexibilizado con respecto a décadas pasadas. Los padres no son tan estrictos con sus hijos, de forma que éstos pueden llevar una vida más o menos independiente pese a vivir con sus progenitores.

En la misma dirección apunta la investigación llevada a cabo por el Centro de Estudios Demográficos de la UAB que señala que el 20% de los jóvenes vive en pisos cedidos por familiares.

CLAVES DE LA SITUACIÓN
1.País 'familista'.
La investigación determina que España es un país en el que el entorno familiar suple las limitaciones de la Seguridad Social.

2. Políticas sociales. El Estado se limitó a aprobar la renta básica de emancipación de 210 euros para jóvenes de 25 a 30 años.

3. Coyuntura económica. Aunque no es la causa única, sí agrava la situación. La dificultad para acceder al mercado laboral y la precariedad de contratación impiden la autonomía económica.

4. Inmadurez. La prolongación de la vida en familia retrasa el momento de afrontar situaciones propias de la edad.

5. Convergencia. El estudio determina la tendencia homogeneizadora de esta situación. La demora no entiende de sexos ni procedencia geográfica.
 

Editado por: Protestante Digital 2014

 
 



 

 

Comentarios (1)

 
Id Autor/Fecha Comentario
1

María Isabel

08/01/2013 01:05h

Esto si que no lo savia, en mi país, mocosos de has 14 o 154 ya son independiententes, llegan de provincia a la capital, a la mujer se le pasa, siempre y cuando sea ella ahora la que vele por los padres o el hijo , pero al varon... a menos que su mujer lo tenga también comoun mantenido, eso no es algo bueno.

Tu comentario

Deja aquí tu comentario

Normas de uso

> Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

> No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

> Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


MULTIMEDIA

Ver + MULTIMEDIA
 

Soledad y soledades (Mª Jesús Núñez)

Una entrevista a María Jesús Núñez Dios psicóloga, y escritora, sobre la soledad en nuestro tiempo. ¿Qué es? ¿por qué se produce en el siglo de la comunicacióin? ¿hay diferentes tipos de soledad? ¿...

Spurgeon, un predicador inigualable

Uno de los referentes modernos del cristianismo evangélico es el pastor británico Charles Haddon Spurgeon, que ejerció su ministerio a mediados del XIX en Inglaterra, y cuyos sermones tuvieron un g...

Cumbre iDeo, jóvenes y Dios: A. Sampedro

Por primera vez en España se celebra la Cumbre Ideo de Especialidades Juveniles (5-6 de septiembre, Madrid), un ministerio dedicado al ministerio juvenil, cuyo director regional en Europa es Alex S...

Johnny Cash, profeta de la Gracia (José de Segovia)

El cantatutor Johnny Cash, "el hombre de negro", en su última etapa, hace una reflexión profunda de la fe, la vida cristiana, el sentido de la iglesia como comunidad y en especial de la Gracia de D...

El tiempo perfecto de Dios (J.A. Monroy)

Juan Antonio Monroy, en su programa "El Heraldo de la verdad", nos habla de la historia de Jesús y la higuera que no daba fruto, aplicando este relato del Evangelio al concepto de tiempo perfecto p...

Cash, el hijo pródigo (José de Segovia)

Seguimos hablando de Johnny Cash con José de Segovia, y en esta segunda entrevista nos encontramos con el Cash cuya fe atraviesa caminos oscuros y tortuosos, pero que siempre lucha de alguna forma ...

Identidad evangélica en Europa: España cuenta (Jaume Llenas)

Una reunión celebrada recientemente entre las seis principales Alianza Evangélicas Europeas, contó con la Alianza Española (AEE) fue invitada a participar en la persona de Jaume Llenas, secretario ...

Tiempo imperfecto (J.A. Monroy)

Juan Antonio Monroy, en su programa "El Heraldo de la Verdad", nos habla sobre tiempo imperfecto y tiempo perfecto.

¿Por qué ser virgen hasta el matrimonio?

Dice Will Graham: "Imaginaos que estáis casados. Vuestro cónyuge os pregunta: “¿Por qué me eres tan fiel?” Y respondéis, “Bueno, cariño, porque no quiero contraer enfermedades sexuales, ni tener un...

Johnny Cash, el hombre de negro

Una entrevista a José de Segovia. Se publica ahora el disco perdido de esta leyenda de la música popular norteamericana, “Out Among The Stars”, que nos revela una fe que pasó por caminos tortuosos,...

El amor se alimenta con pequeños detalles

La psicóloga Mª Jesús Núñes da sugerencias prácticas que protegen una relación saludable y duradera de pareja. Se basan en estudios con parejas de más de 20 años casados. Y tienen que ver mucho con...

Cuando 'amor' significa 'siempre'

Actualmente es un 'milagro' ver parejas que duran. Los problemas de pareja son una causa principal de consulta en psicología. Las cifras en España son de 2012 es de 110.764 parejas rotas. Pero el ...

 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar