Publicidad

Internacional

 

 

 

Argentina: la única cárcel evangélica del mundo podría tener los días contados

 
Argentina: la única cárcel evangélica del mundo podría tener los días contados
 
La cárcel «Cristo la única esperanza» retenía entre sus muros a condenados que manifestasen su fe evangélica, que junto a los guardias, convivían en un ambiente poco común en un centro penitenciario. Sin embargo, una reestructuración del sistema penitenciario de Buenos Aires podría acabar con este sistema, ya que destinaría a este centro penitenciario a presos mayores de 60 y 70 años, llevando a los reclusos actuales a otras cárceles de la provincia.

09 DE NOVIEMBRE DE 2010, BUENOS AIRES

La reestructuración del Servicio Penitenciario Bonaerense que impulsa el ministro de Justicia, Ricardo Casal, prevé que los presos procesados y los penados sean alojados en distintas cárceles. La resolución 1938 del Ministerio de Justicia del 26 de octubre pasado establece en su artículo cuatro que la Unidad 25 de Olmos albergue a presos mayores de 60 y de 70 años, lo que implica que los actuales 250 internos –en su gran mayoría hombres que llegaron a la fe en Cristo- deberán ser trasladados a otros destinos, desarticulándose un penal único en el mundo.

«La idea es muy buena y no creo que esté pensada en contra de los evangélicos», admitió a Pulso Cristiano el pastor y suboficial mayor del Servicio Penitenciario provincial, Juan Zuccarelli. Pero en la práctica pondrá fin a un centro carcelario reconocido legalmente como «unidad cristiana evangélica» en tiempos del ex ministro Juan Pablo Cafiero, en 2003.

Zuccarelli lamentó que «hagan una reestructuración y no nos tengan en cuenta», al destacar que de los 20.000 internos que hay en las cárceles de la provincia de Buenos Aires, 9.500 se reconocen como cristianos evangélicos y son destinados a pabellones especiales. «Rogamos a los hermanos que nos acompañen en oración», pidió. El artículo 4 del Anexo 1 dice textualmente: «Mayores de 60 años y valetudinarios. Las unidades carcelarias Nº 25 y 26 de Lisandro Olmos serán destinadas al alojamiento de mayores de 60 años y mayores de 70 años y valetudinarios respectivamente, provenientes preferentemente de los Departamentos Judiciales mencionados en el artículo 1º».

 COMPORTAMIENTO EJEMPLAR 
¿Qué es lo que hace tan particular la Unidad Penitenciaria 25? En ese lugar, 250 presos y 30 guardias comparten el fervor de la palabra de Dios. A diferencia de las cárceles comunes, en esta no hay asesinatos ni violaciones sino que, al contrario, se respira un clima de paz y tranquilidad.

Los presos no son nada inocentes, y responden a delitos que en su mayoría son graves: condenas por robo, violación, abuso de menores y hasta asesinato. Unos 180 guardias también evangélicos custodian a sus compañeros de fe trabajando en tres turnos.

El 25% de la población de esta cárcel cumple condena por haber cometido abusos sexuales. En general, los que cometen este tipo de delitos y son encarcelados sufren todo tipo de represalias o son asesinados en las prisiones. Pero no ocurre en esta prisión, porque el ambiente es otro.

Todos los presos de la unidad cumplen con todos los actos de comunión cristiana: cantan, aplauden y oran muchas veces al día. La mayoría de los internos que llegan aquí son seleccionados de los pabellones religiosos de otras cárceles, pero algunos pocos llegan sin saber nada de religión.

Las autoridades afirman que, gracias a los valores que el carácter espiritual o religioso que la fe cristiana evangélica ha otorgado a esta prisión, la convivencia entre los reclusos entre si, y entre los presos y los guardias, es netamente mejor que en otras prisiones.

Este estilo de vida dio origen a «Unidad 25», la película del director argentino Alejo Hoijman, estrenada en octubre de 2009. Es la historia de Simón Pedro, 18 años, quien está preso y es trasladado a la Unidad 25, la única cárcel-iglesia en América latina. Este largometraje documental de creación observacional ya obtuvo varios premios, entre ellos el del festival Bafici 2008.
 

Fuentes: T21 Univ Toronto

Editado por: Protestante Digital 2014

 
 



 

 

Tu comentario

Deja aquí tu comentario

Normas de uso

> Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

> No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

> Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


MULTIMEDIA

Ver + MULTIMEDIA
 

Amor y pareja (1): J.A: Monroy

Una serie de Juan Antonio Monroy (desde El Heraldo de la Verdad) en la que aborda desde todas sus perspectivas el hecho del amor en la pareja, hombre y mujer, noviazgo y matrimonio.

Cómo combatir la soledad (M.J. Núñez)

Dice la psicóloga María Jesús Núñez: "Las consultas de psicología están llenas de personas que se sienten solas, decepcionadas, que se resisten a romper una relación por miedo a la soledad posterio...

Madrid, '¿Hay Solución!' en Cristo

Un reportaje fotográfico de César Iglesias Menéndez para Protestante Digital del evento "¿Hay Solución!" celebrado en Madrid, el viernes 18 y el sábado 19, en la explanada de la Plaza de Toros de L...

Heller Gzlez., de cura a pastor anglicano

Heller González Pena, responsable de la Iglesia anglicana El Renuevo en A Coruña (Galicia), es de nacionalidad cubana. Allí estudiaba para sacerdote católico, pero tuvo una experiencia que le llevó...

Soledad y soledades (Mª Jesús Núñez)

Una entrevista a María Jesús Núñez Dios psicóloga, y escritora, sobre la soledad en nuestro tiempo. ¿Qué es? ¿por qué se produce en el siglo de la comunicacióin? ¿hay diferentes tipos de soledad? ¿...

Cumbre iDeo, jóvenes y Dios: A. Sampedro

Por primera vez en España se celebra la Cumbre Ideo de Especialidades Juveniles (5-6 de septiembre, Madrid), un ministerio dedicado al ministerio juvenil, cuyo director regional en Europa es Alex S...

Johnny Cash, profeta de la Gracia (José de Segovia)

El cantatutor Johnny Cash, "el hombre de negro", en su última etapa, hace una reflexión profunda de la fe, la vida cristiana, el sentido de la iglesia como comunidad y en especial de la Gracia de D...

El tiempo perfecto de Dios (J.A. Monroy)

Juan Antonio Monroy, en su programa "El Heraldo de la verdad", nos habla de la historia de Jesús y la higuera que no daba fruto, aplicando este relato del Evangelio al concepto de tiempo perfecto p...

Cash, el hijo pródigo (José de Segovia)

Seguimos hablando de Johnny Cash con José de Segovia, y en esta segunda entrevista nos encontramos con el Cash cuya fe atraviesa caminos oscuros y tortuosos, pero que siempre lucha de alguna forma ...

Tiempo imperfecto (J.A. Monroy)

Juan Antonio Monroy, en su programa "El Heraldo de la Verdad", nos habla sobre tiempo imperfecto y tiempo perfecto.

¿Por qué ser virgen hasta el matrimonio?

Dice Will Graham: "Imaginaos que estáis casados. Vuestro cónyuge os pregunta: “¿Por qué me eres tan fiel?” Y respondéis, “Bueno, cariño, porque no quiero contraer enfermedades sexuales, ni tener un...

El amor se alimenta con pequeños detalles

La psicóloga Mª Jesús Núñes da sugerencias prácticas que protegen una relación saludable y duradera de pareja. Se basan en estudios con parejas de más de 20 años casados. Y tienen que ver mucho con...

 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar