Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Publicidad

Internacional

 

Falleció a los 88 años 

 

Howard Hendricks, el profesor que enseñó con el corazón

 
Howard Hendricks, el profesor que enseñó con el corazón
Howard Hendricks, fallecido el 20 de febrero de 2013 a la edad de 88 años. /DTS
 
Fue uno de los pilares del Seminario Teológico de Dallas en los últimos 50 años, con un ministerio que ha sido de influencia para maestros y profesores bíblicos de todo el mundo.

21 DE FEBRERO DE 2013, ESTADOS UNIDOS

El Dr. Howard G. Hendricks falleció este miércoles a la edad de 88 años. Escritor, pastor, predicador pero, sobre todo “profesor”, Hendricks deja un inmenso legado para todos aquellos que han sido influenciados por su enseñanza.

El autor del clásico  Enseñando para cambiar vidas  desempeñó gran parte de su ministerio en el Seminario Teológico de Dallas. Unos diez mil estudiantes pasaron por sus clases, entre ellos conocidos predicadores como Chuck Swindoll o Tony Evans.

El profesor Hendricks es conocido por su desafío a pastores, líderes y educadores de todas las edades a realizar una exposición de la Biblia excelente y apasionada. A lo largo de su ministerio activo viajó a 60 países, participando en conferencias, programas de radio y seminarios de educación. Fue autor de 16 libros y también capellán del popular equipo de Fútbol Americano de la ciudad, los Dallas Cowboys. Sirvió además como pastor en la Iglesia Presbiteriana del Calvario, en Fort Worth.

De todos los aspectos de su ministerio, Hendricks sentía un especial llamado a la educación. “La educación cristiana, mi campo de ministerio, es una de las vocaciones más elevadas”, decía en un artículo publicado en Christianity Today. Y así lo vivió hasta que los achaques de la edad se lo impidieron.

Hendricks deja a su esposa Jeanne, cuatro hijos, seis nietos y dos bisnietos.
 
UNA VIDA CAMBIADA... POR EL AMOR
Howard Hendricks fue criado en un hogar roto. Solía recordar que sus padres “se separaron justo antes de que naciera”. Por esta inestabilidad en el hogar, donde fue criado por su abuela, se consideraba a sí mismo “un niño alborotador” en un barrio complicado de Filadelfia, donde “nadie creía que fuese posible abrir una iglesia”.

Hendricks recordaba el diagnóstico de su maestra en quinto grado: “lo más probable es que termine en la cárcel”. Pero las cosas cambiaron cuando este niño conoció a su maestra de sexto grado. Ella le dijo: “He oído hablar mucho de ti, pero no me creo nada”. Esas palabras cambiarían su vida, porque por primera vez alguien le decía “yo creo en ti”. Ese mensaje caló en su forma de ser y así lo viviría luego en su trabajo como profesor.

 Poco después aparecería otro profesor clave en su vida. El señor Walt, un hombre sin formación académica, le invitó a asistir a la escuela dominical. El joven Howard no quería saber nada. Pero entonces Walt le dijo “¿Qué te parece si jugamos a las canicas?”, lo que hizo que entre ambos creciera la confianza.

Walt juntó a trece chicos de las calles para la escuela dominical. Hendricks cuenta que “nueve de ellos procedían de hogares destruídos como el mío. Hoy, once de aquellos niños están dedicados a tiempo completo al trabajo de vocación cristiana... Gracias a Walt, que nos amó por causa de Cristo”.

EL LEGADO DE LAS SIETE “LEYES”
Howard Hendricks creció en su adolescencia vinculado a la iglesia en Filadelfia. En el colegio conoció a Jeanne, la que sería su esposa. Tras licenciarse como profesor en el Wheaton College de Chicago, se mudó a Texas, donde se matriculó en el Seminario de Dallas, donde obtuvo una maestría en 1950.

Poco después comenzaría a enseñar en el seminario, primero cubriendo una vacante y luego como profesor regular. Al llegar a la Facultad, insistió en que la materia de “Educación cristiana” formase parte del programa. Entonces tenía 28 años de edad, pero su pasión por la enseñanza no cambiaría en los años que siguieron.
 
Sin duda uno de sus legados más sobresalientes son las siete “leyes” o principios de la educación, que expresó luego en el libro  Enseñando para cambiar vidas :

 Si deja de crecer hoy, dejará de enseñar mañana. 

 La forma en la que las personas aprenden determina cómo enseñas. 

 El máximo aprendizaje es resultado de la máxima participación. 

 La comunicación eficaz requiere la construcción de puentes. 

 La enseñanza que impacta no es de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón. 

 La enseñanza es más eficaz cuando el estudiante está adecuadamente motivado. 

 El proceso de enseñanza será más eficaz si tanto los estudiantes como el maestro están preparados. 

Sus alumnos le recuerdan siempre como un hombre afable, lleno de sabiduría y humor, capaz de dar ánimo e impulso a los estudiantes cuando le necesitaban. Charles Swindoll dijo que “es el hombre que ha tenido un mayor impacto en mi vida. Y no hay duda que desde finales de 1950 hasta la actualidad, ningún otro maestro en el Seminario ha sido más influyente para nuestros graduados”.

“Si muriera hoy, el saber que he influenciado a algunas de las personas que Dios me ha dado el privilegio de enseñar, sabría que mi vida habrá valido la pena”, dijo Hendricks en una entrevista en 2003.

MAESTRO DE GENERACIONES
 En España y Latinoamérica su influencia ha llegado principalmente a través de sus libros. Marcos Zapata, pastor de la Iglesia Buenas Noticias de Lugo, cuenta que el ya citado  Enseñando para cambiar vidas  llegó a sus manos a principios de los noventa. “Marcó mucho mi labor como maestro y pastor, ya que su máxima de que la enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón, nunca he podido olvidarla, ya que la he aplicado durante años, y aún la vivo hoy en día en cada uno de mis mensajes y enseñanzas”.

Zapata, que ha tenido contacto luego con Hendricks a través de otros títulos ( El cielo puede ayudar, Hierro con hierro se aguza, Dilo con amor ...), considera que su enseñanza “va más allá de un pensamiento simplista, va más allá de lo previsible, de lo esperable, llegando a llevarnos a la acción, pasando por el cambio. En palabras suyas 'si quieres convertirte en un agente de cambio, también debes cambiar tú'. No es un maestro lejano y ajeno a la realidad social que nos circunda, todo lo contrario, trayendo elementos muy creativos para enamorarnos de la Biblia y de la pasión por su enseñanza”, recuerda.

Hendricks también ha influido en Abraham Solla, pastor de la Iglesia Revive en Cangas, que comenta “en tres frases mías lo que he aprendido de él: enseñar no es informar, sino formar; el verdadero maestro no sabe, el verdadero maestro es; y no vivimos para aprender, aprendemos para vivir”.

“Personalmente ese libro ha moldeado mi forma de enseñar”, nos comenta también Andrés Iglesias, profesor de secundaria. “El énfasis que hace en el alumno como prioridad es algo muy descuidado en la actualidad, donde los profesores reivindican una autoridad que muchas veces no se han ganado”, agrega.

“Una frase que siempre me ha marcado es cuando dice: 'si tus alumnos no han aprendido...tu no has enseñado'. Sin duda desafiante, tanto para el aula como para el púlpito”, dice Iglesias.

“No puedo menos que dar gracias a Dios por hombres como él, que han dejado un legado mayor de lo que llegaría jamás a soñar. El Señor nos permita honrar su memoria enseñando tal y como él nos enseñó”, concluye Marcos Zapata.

 La página web del Seminario de Dallas ha preparado un completo dossier informativo en homenaje a Howard Hendricks, al que pueden acceder  aquí . 
 

 

 

Comentarios (11)

 
Id Autor/Fecha Comentario
11

Ruth Puentes Chaves

09/02/2014 21:31h

Su libro enseñando para cambiar vidas...Cambio mi metodología como docente. Después de leerlo no volví a ser la misma. Gracias por tantas enseñanzas maravillosas. Triste por su partida pero se que ha ganado galardones y premios eternos.

10

LADY CELIS

08/10/2013 08:13h

AGRADEZCO A DIOS EL PONER EN MIS MANOS ESTE LIBRO TAN VALIOSO E DR HENDRYKSC ME AYUDO A ENSEÑAR CON EL CORAZÓN LA PALABRA DE DIOS. LES OFREZCO MIS CONDOLENCIAS A TODA SU FAMILIA Y MINISTERIO

9

Reina Manzanares

28/09/2013 12:01h

Grasias por las enseñanzas que a dejado que DIOS siga bendiciendo a su famlia y espero un dia conoserle alla en la eternidad donde DIOS lo tiene a usted y me a enseñado a ustudiar mas para poder en señar y nodejar de aprender como su famoas frase muy corecta poesierto DIOS siga bendiciendo a su famlia y que le de fortaleza que nesecitan bendisiones

8

Priscila C.

07/03/2013 00:16h

Impactemos como el nos impacto con sus escritos, su vida ejemplar y su enseñanza con amor, seamos sus cartas abiertas. Que Nuestro Buen Padre Celestial llene de fortaleza los corazones de cada uno de sus familiares. Si se puede cambiar Vidas.

7

Isaac Luna

05/03/2013 01:13h

Con sus escritos dejó un legado al mundo hispano

6

Alberto Barrera

05/03/2013 01:13h

Aparte del libro ya mencionado esta también 'Dilo con amor' que es un icono sobre la sencillez de evangelizar y 'El cielo puede ayudar' sobre consejería familiar también excelentes

5

GILBERTO

26/02/2013 10:41h

TREMENDO ESCRITOR,SU LIBRO ENSENADO PARA CAMBIAR VIDAS,MARCO MI VIDA Y MI MANERA DE ENSENAR EN ESCUELA DOMINICAL.

4

Ross

25/02/2013 15:57h

¡Digno de imitar! Sus enseñanzas hacen eco en nuestro corazón.

3

luis hernando cardona

23/02/2013 01:23h

mucho dolor saber que estos ilustres se van.¿quien los remplazara?

2

osiel

23/02/2013 14:03h

Dios bendiga y consuele a su familia; sin lugar a duda a dejado una marca inolvidable en corazòn de muchos hermanos. Cuanto deseamos que muchos Howards se levanten en esta generaciòn que enseñen con el corazòn, pero sobre todo la verdad biblica sin distorciòn alguna. Jn. 12:23-26 24De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. 25El que ama su vida, la perderá; y el que aborrece su vida en este mundo, para vida eterna la guardará. 26Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.

1

Gustavo Figueroa

21/02/2013 17:59h

Yo también soy parte de las personas bendecidas con su libro 'Enseñando para cambiar vidas' que Dios bendiga y consuele a su familia.

Tu comentario

Deja aquí tu comentario

Normas de uso

> Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

> No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

> Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


MULTIMEDIA

Ver + MULTIMEDIA
 

Santiago en carta y música: Samuel Arjona

Entrevista a Samuel Arjona sobre "A Cielo Abierto", lanzado el pasado otoño. se inspira en la carta de Santiago. Samuel Arjona se rodea de músicos de gran calidad y reconocidos colaboradores (Franc...

Cristianos en la radio y radios cristianas

Viviana Rivero, Roberto Velert y Julio Pérez. Debate con la la escritora Viviana Rivero, creyente con éxito en el mundo editorial que aparece con frecuencia y gran audiencia en medios de su país; R...

Jesús y el fin del sueño de Lennon: José de Segovia

Entrevista a José de Segovia sobre el libro de Foenkinos sobre la biografía de John Lennon "El sueño se acabó". ¿Quién fue realmente Lennon? es la pregunt a que intenta responder este libro. Sin du...

Escrito en piedra, Dios como autor: D. Jándula

Conferencias del escritor Daniel Jándula con el tema “Escrito en piedra”, en el encuentro de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos (Adece) que celebró su encuentro anual el pasado 4 ...

'Soy egoista', libro de Edmundo Hernández

Entrevista a Edmundo Hernández, mexicano afincado en España, líder juvenil, músico, y autor del libro "Soy egosita". Una entrevista de Daniel Oval en Espacio Joven.

El Giralt-Miracle más íntimo y espiritual

El crítico de arte, historiador e impulsor cultural Daniel Giralt-Miracle recibió este pasado 4 de abril el premio Personalidad del Año, concedido por la Alianza de Escritores y Comunicadores Evang...

Entrevista a Daniel Giralt-Miracle

El crítico de arte, historiador e impulsor cultural Daniel Giralt-Miracle recibió este pasado 4 de abril el premio Personalidad del Año, de la Alianza de Esc ritores y Comunicadores Evangélicos. Le...

Moving Music: Vive el desafío

El casting de bandas que estabas esperando ya está aquí. Moving Music se llevará a cabo como un concurso de bandas cristianas a nivel nacional. Visita www.mo vingmusic.es e inscribete en esta web y...

El camino espiritual de Los Beatles

El periodista y teólogo José de Segovia, nos habla del "Evangelio según los Beatles" al hilo del libro sobre John Lenon que ha escrito David Foenkinos en la biografía "El sueño se acabó". Una entre...

'Jesus on the web': Israel Montes

Los jóvenes de la Iglesia Evangélica de Ponferrada, han programado una interesante semana evangelística en las redes sociales creando “Jesus on the web”. Una entrevista a Israel Montes de Daniel Ov...

La Creación, haiku de Dios: A.P. Alencart

El escritor, poeta e intelectual peruano-salmantino Alfredo Pérez Alencart habla de Dios, Biblia, poesía, fe y justicia social con Beatriz Garrido.

PP: atento a la Europa y España evangélicas

Julia Doxat-Purser, representante socio-política de la Alianza Evangélica Europea se reunió con Dolors Montserrat (Vicepresidenta del Congreso español), en la sede del Partido Popular de Cataluña c...

 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar