Publicidad

Magacín

Domingo 27 DE JULIO

SUPLEMENTO DOMINICAL DE PROTESTANTE DIGITAL

  • Muy Personal

     

     

     

    Mats Tunehag

    Libertad de expresión y de conciencia: conflicto global

     
    Libertad de expresión y de conciencia: conflicto global
     

    Las discusiones son muchas y la controversia aumenta en torno al conflicto entre la libertad de expresión y religiosa, en Europa y fuera de ella. Un análisis de la situación mundial y de las posibles soluciones a cargo de  Mats Tunehag , Presidente de la Alianza Evangélica Sueca y Portavoz de Libertad Religiosa de la Alianza Evangélica Mundial.

    25 DE OCTUBRE DE 2008

     
     El conflicto entre libertad de expresión y de conciencia (I)

     ¿Debería permitirse a la prensa publicar viñetas que pueden ser ofensivas para los musulmanes? ¿Se debería pedir a los comerciantes que se abstuviesen de decir «Feliz Navidad» a sus clientes? ¿Es discriminatorio decir que la práctica homosexual está en desacuerdo con la Biblia? ¿Es correcto permitir que se construyan minaretes en Europa Occidental? La lista puede hacerse mucho más larga. 

    Necesitamos identificar algunos de los temas clave, para que no nos centremos en batallas secundarias y perdamos la verdadera guerra. En el núcleo de estos temas están la libertad de expresión y la libertad de religión. La libertad de expresión es fundamental y esencial para otras libertades y derechos, sin las cuales tampoco tendremos libertad de prensa ni tampoco el derecho para abrir debate político, ni libertad para manifestar creencias religiosas, ni libertad de expresión en el arte, la música, etc.

    La Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas protege la libertad religiosa. El artículo 18 de la declaración tiene tres componentes principales: tener, expresar y cambiar la propia fe. Esto implica, entre otras cosas, el derecho de expresar la fe en el área pública, encontrarse con miembros de la misma fe, incluso en edificios designados, así como también cambiar de fe, o sea, convertirse.

    Las democracias han desarrollado estos derechos a través de los años, mientras que la mayoría de los países gobernados por las leyes islámicas tienen un déficit con relación a la libertad y los derechos. Pero cada vez hay más ataques a los fundamentos de la democracia, incluso en el mundo occidental. Algunos musulmanes, secularistas y grupos homosexuales, piden aplicar restricciones de carácter extraordinaro a la libertad de expresión que afectaría negativamente a otros derechos humanos. Este artículo dará una breve mirada a algunos ejemplos alrededor del mundo. También analizaremos las preocupantes implicaciones de estos casos.

    Un factor que todavía complica más estas cuestiones es el uso de la terminología y el significado de las palabras y expresiones. Hay diferencias significativas entre lo que las democracias occidentales quieren decir al hablar sobre la libertad de expresión y de religión y cómo estos conceptos son definidos y aplicados, por algunos, en la comunidad musulmana mundial. El Corán y las leyes islámicas (sharia) restringen gravemente los derechos humanos.

    Además, necesitamos explorar hasta qué punto las interpretaciones del mundo islámico de la libertad de expresión y religiosa suplantan las leyes nacionales, incluso en países como Suiza, Alemania y Holanda. ¿Acatarán los ciudadanos y residentes las leyes del país o darán su lealtad a la sharia y a la comunidad mundial musulmana, la Ummah?

    Los desafíos son muchos y complejos. ¿Cómo deberíamos responderles y que podemos aprender de Jesús? Este artículo intenta responder estas preguntas.

     UNA PANORÁMICA MUNDIAL 
    El concepto de libertad de expresión tiene muchas ramificaciones en el área de la libertad religiosa. En un mundo globalizado, donde las leyes son cada vez más internacionales, tenemos que entender mejor varias tendencias, peligros y oportunidades que nos pueden afectar a todos. Cada vez más los eventos mundiales señalan la importancia del tema.

     - DINAMARCA 
    Las viñetas sobre Mahoma, publicadas en el periódico «Jyllandsposten» en Dinamarca, muestran claramente que estos temas son globales. Por todo el mundo los musulmanes provocaron disturbios, los imanes promulgaron  fatuas  y se produjeron boicots y duros enfrentamientos diplomáticos internacionales. También existieron demandas, explícitas e implícitas, para que la libertad de expresión y de prensa fuera restringida.

     - SUECIA 
    Hubo un caso similar y también un desastre en 2007 cuando una foto de una obra de arte se publicó en un periódico. Esto se percibió como una ofensa por algunos musulmanes. El artista y el editor jefe recibieron amenazas de muerte y necesitaron protección y guardias de seguridad. El primer ministro sueco tuvo una reunión especial con embajadores de varios países musulmanes intentando apaciguarles.

    En octubre de 2007 un anuncio aparentemente inocente en el metro de Estocolmo causó un debate nacional con políticos prominentes que pedían la prohibición de ese tipo de mensajes. El anuncio, patrocinado por la Alianza Evangélica Sueca, promocionaba mantener la definición legal de matrimonio de manera exclusiva para el binomio hombre-mujer (la mayoría de partidos políticos favorecían la introducción de un tratamiento para el matrimonio como de género neutro). El anuncio decía simplemente: «papá, mamá, niños»; pero aquellos que pedían una prohibición del anuncio dijeron que podía ser percibido como una ofensa a personas solteras, divorciadas o gays. Algunos incluso lo calificaron de «expresión de odio».

    Otro caso, el del pastor Ake Green en Suecia, ilustra el punto donde la libertad de expresión y la libertad religiosa chocan. En Julio de 2003 indicó en un sermón, en su pequeña iglesia local, que la práctica homosexual es pecado según la Biblia. Aproximadamente un año después fue sentenciado a un mes de cárcel por  expresar desprecio hacia los homosexuales . Posteriormente fue absuelto por el Tribunal Supremo el 9 de noviembre de 2005. Su caso resultó ser de importancia internacional y fue seguido de cerca por abogados y legisladores de todo el mundo.

     - CANADÁ 
    Artur Pawlowski dejó la Polonia comunista donde los cristianos eran perseguidos. Su familia emigró a Canadá, un país con libertad de expresión y de religión. No obstante, en Agosto de 2006, fue bruscamente arrestado cuando estaba orando y leyendo la Biblia en la esquina de una calle llena de gente en el centro de Calgary. Pawlowski trabaja con drogadictos y personas sin hogar y muchos de ellos han sido restablecidos gracias a su ministerio. Pero, cuando manifestó pacíficamente su fe de forma pública, cerca de un área del «New Age Festival*, fue denunciado y posteriormente arrestado. Según su abogado Gerald Chipeur ésta no es la primera vez que pasa algo así; las libertades de expresión están siendo infringidas cada vez más.

     - AUSTRALIA 
    El pastor Daniel Scot tuvo que huir de Pakistán a causa de la ley contra la blasfemia, pero terminó siendo acusado de ofender a musulmanes e islámicos en la democrática y «cristiana» Australia. La causa es que realizó un análisis comparativo entre el islam y el cristianismo en el seminario de una iglesia. Debido a este hecho, el pastor Scot tuvo que hacer frente como castigo penal a varias multas y a un tiempo de prisión por no querer retractarse públicamente de sus ideas y postura religiosa. A partir de esta situación su caso siguió un proceso según el sistema de los tribunales de Australia durante casi cinco años. Finalmente, a finales de Junio de 2007, el Consejo Musulmán de Victoria (Australia) estuvo de acuerdo en retirar los cargos contra el pastor Scot. Es importante señalar que tres estados de Australia tienen unas leyes que, en nombre de la tolerancia, no toleran la crítica –aunque sea la crítica aparente- al Islam.

     - PAKISTÁN 
    Las leyes contra la blasfemia en Pakistán (295-298) limitan gravemente la libertad de expresión y también la de religión, haciendo que sea delito el siquiera insinuar algo sobre el Islam que pueda ser percibido como negativo.

     - NACIONES UNIDAS 
    Pakistán fue también el agente de la Conferencia Islámica que apoya la resolución que fue aprobada por el Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra en marzo de 2007. El mensaje básico y el propósito de la resolución es crear una «zona de libre crítica» hacia el Islam.

    Vale la pena apuntar que los países islámicos y otros países no democráticos votaron a favor de la resolución, mientras que los representantes de los gobiernos democráticos votaron en contra.
    « En el fondo de esta resolución permanece un intento, por parte de la organización de la Conferencia Islámica, de imponer leyes universales anti-blasfemia -un delito que merece la pena de muerte en muchos países— y de esta forma abren agobiantes discusiones sobre creencias religiosas. Este es un desarrollo preocupante, especialmente desde que diferentes países por todo el mundo están incrementando el uso de leyes anti-blasfemia para castigar a las minorías religiosas por cuestionarse las creencias de la religión mayoritaria. Tales leyes ya no se limitan a los países islámicos; ahora se están pidiendo en sociedades democráticas. Individuos que llegan a Occidente para escapar de la persecución están de nuevo en peligro ». (Tina Ramírez, Congressional Fellow for Rep. Trent Francks, USA)

     - REINO UNIDO 
    Las Regulaciones de Orientación Sexual, así como una posible nueva legislación han causado una gran preocupación. Grupos cristianos, que creen que la práctica homosexual es éticamente incorrecta, están inquietos por las posibles implicaciones de estas leyes, que pueden limitar la libertad de expresión, especialmente a los cristianos a la hora de expresar sus creencias y valores.

    El Dr. Don Horrocks de la Alianza Evangélica dice: «Existe un riesgo real de que la libertad de expresión sea severamente restringida y, en consecuencia, la gente sienta miedo de implicarse en debates legítimos».

    El Instituto Cristiano advierte que esta ley se utilizaría para señalar a los cristianos. «Declaraciones razonables y respetuosas de las creencias cristianas a menudo se indican como «odio« por parte de gente que está enérgicamente en desacuerdo con ellas», se dice. «En una sociedad democrática las personas deberían ser libres para expresar sus desacuerdos sin miedo de censura por parte del Estado».

    El NHS (Servicios Médicos & Hospitales del Estado) de Escocia ha emitido un folleto de 52 páginas destinado al personal del NHS. Para evitar la «discriminación» u ofender a personas lesbianas, gays, bisexuales o transexuales, el folleto instruye al personal para que cuide su lenguaje. Cuando se usan los términos «marido», «esposa» y «matrimonio» se asume que las relaciones son con el sexo opuesto y puede ofender a los no-heterosexuales. Así, se recomienda utilizar las palabras «pareja» y «ellos» para referirse a la pareja evitando de esta forma el problema. Cuando se dirigen a los niños, deben considerar usar los términos «padres», «cuidadores» o «tutores» en lugar de «madre» o «padre». En este ejemplo, «madre», «padre», «matrimonio», «marido» y «esposa» se convierten en sinónimos y ejemplos de lenguaje homófobo, y como tales podrían catalogarse, posiblemente como una manera de hablar «con odio».

     - TURQUÍA 
    La ley 301 contra la infamia de Turquía prohibe «insultar todo lo turco». El laureado Premio Nobel turco Orhan Pamuk ha sido acusado, así como otros islámicos conversos. Estos últimos están acusados de ofender «lo turco» por haber dejado el Islam.

     - ESTADOS UNIDOS 
    Cada año en los Estados Unidos hay un debate y algún que otro fracaso legal sobre la expresión «Feliz Navidad» y la exposición en lugares públicos de árboles de Navidad.

    ¿Van a ser estos hechos interpretados como una ofensa a los no cristianos? En los EEUU el proyecto de ley HR 1592 sobre «Lenguaje de odio y delito» está siendo discutido en el Congreso. « Es una medida discriminatoria que criminaliza pensamientos, sentimientos y creencias, y provee mejor protección a unas víctimas que a otras a causa del estatus, elegido o propio. El proyecto de ley, tal como está propuesto, tiene el potencial de interferir en la libertad religiosa y la libertad de expresión y crea riesgos adicionales para el futuro ». (Memorándum Alliance Defense Fund, Abril 9, 2007).

     Continuará... 

     Publicado en la revista  Idea  de la  Alianza Evangélica Española  (nº 17, 2008,  www.AEEsp.net ) 

     Traducción de Irene Pérez. Texto revisado por Rosa Gubianas y ProtestanteDigital 

    Autores: Mats Tunehag


    ©Protestante Digital 2014

     
     



     

     

     

     

    Tu comentario

     
    Deja aquí tu comentario

    Normas de uso

    > Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

    > No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

    > Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar