Publicidad

Magacín

Domingo 20 DE ABRIL

SUPLEMENTO DOMINICAL DE PROTESTANTE DIGITAL

  • FaMiLiA

     

     

     

    José Luis Navajo

    Falta de comunicación

     
    Falta de comunicación
     

     “Un matrimonio feliz,
    es una larga conversación
    que siempre parece
    demasiado corta.”
     
    André Maurois
     
     Verdugos del matrimonio (V)

     Una mujer se quejaba: “Mi marido, antes de casarnos, se pasaba la noche sin dormir, pensando en algo que yo le había dicho; ahora se queda dormido antes de que acabe de decírselo”.

    11 DE JUNIO DE 2006

     
    El apartado que nos disponemos a abordar es un tema del que tanto se ha hablado, que puede resultar un tópico. Me refiero a la comunicación en pareja. Pese a ello no puedo dejar de recalcar que una de las claves más efectivas para fortalecer un matrimonio es la comunicación en pareja, y la ausencia de ella es el medio más efectivo para destruirlo.

     Hablarse no es, necesariamente, comunicarse. 
    Según el diccionario de la Real Academia Española, comunicar significa  “Hacer a otro partícipe de lo que uno tiene” . El objetivo, pues, de la comunicación es que las diferentas personas implicadas en una conversación lleguen a participar de lo mismo y mientras que eso no ocurra no es correcto decir que hay comunicación.

    Hablarse no es necesariamente comunicarse. Pongamos el caso, bastante común en una familia promedio, en que uno de ellos transmite una información mientras que el otro lee el periódico. Ese es un ejemplo de “no comunicación”

    Podemos tener a toda la familia reunida mirando el televisor; unos y otros comentan sobre temas diversos, pero ninguno conecta con la esencia de lo que los demás intentan transmitir. Eso es hablar, pero en manera alguna es comunicar.

    La comunicación efectiva incluye muchos más elementos que la mera transmisión verbal, es decir, no consiste sólo en que alguien hable.

    Un servidor considera importante el contacto visual a la hora de comunicar. Prefiero hablar mirando a los ojos de mi interlocutor y me gusta que él me mire mientras me habla. Los énfasis y matices que aportan las miradas, enriquecen definitivamente la conversación.

    Otro factor poderoso en la comunicación es el gestual y afectivo. Posar mi mano en la de mi esposa mientras la transmito una información; acariciar su rostro mientras la digo:  “No te preocupes, todo saldrá bien”  Presionar su hombro ó atraerla hacia mí, mientras la pregunto  “¿Qué tal te fue durante el día?”  Eso garantiza que ella recibirá lo que intento transmitirla, y de ese modo habremos construido comunicación, porque, recordemos que comunicar es  “hacer a otro partícipe de lo que uno tiene” 

     Dos opciones de comunicación : 
    •  Comunicación Tipo Radio:  En la radio sólo habla el locutor; el resto no tiene más alternativa que escuchar. Pongo en práctica este tipo de comunicación cuando mi único interés es que mi pareja me escuche. Únicamente yo transmito, pero no escucho, porque lo único que me interesa es descargarme, vaciar mi corazón y volcar mi carga.
    •  

    •  Comunicación Tipo Teléfono:  En el teléfono hay opción de transmitir y recibir. Ahora la comunicación es recíproca. Hablo, pero además escucho, porque mi interés es que mi pareja también descargue su corazón. Por supuesto que esta es la opción adecuada. Comunicar es también saber escuchar. En más ocasiones de las que nos podamos imaginar la crisis relacional comenzó con una ausencia de interés por lo que mi pareja tenía que decirme. No dudes en volcar tu corazón en tu cónyuge, pero permite que tu cónyuge vuelque también su carga sobre ti.




     Artículos anteriores de esta serie:
      1 Verdugos del matrimonio 
      2 In/comprensión 
      3 Comparaciones 
      4 Des-agradecidos 
     

    Autores: José Luis Navajo


    ©Protestante Digital 2014

     
     



     

     

     

     

    Comentarios (1)

     
    Id Autor/Fecha Comentario
    1

    ines

    30/12/2011 20:13h

    y que hacemos cuando es tu conyuge el que no quiere participar en la comunicacion ? intentas comunicarle lo que sientes, eperas q te hable te comunique sus preocupaciones, sus inquietudes, sus sentimientos y no lo hace??? o te sale con una uronia o pasa de todo???

    Tu comentario

     
    Deja aquí tu comentario

    Normas de uso

    > Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

    > No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

    > Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar