Publicidad

Magacín

Domingo 27 DE JULIO

SUPLEMENTO DOMINICAL DE PROTESTANTE DIGITAL

  • Poe+

     

     

     

    Gioconda Belli

    Del entrenamiento del alma

     
    Del entrenamiento del alma
     

     Selecciona. Isabel Pavón (de la obra Apogeo) 

    08 DE OCTUBRE DE 2011

     
    Como el atleta que, tenazmente,
    se prepara para la competencia olímpica,
    tensando músculos para el final esfuerzo
    y en las madrugadas sale a la pista
    a medir la eficacia de las piernas
    corriendo cada vez un poco más
    tanteando los límites de su resistencia,
    así transcurre uno la vida
    en el gimnasio de los días puntuales,
    afinando músculos cuyo desempeño
    no se puede medir en maratones,
    ni en el enfebrecido calor de los estadios.

    Entrenamos pulmones para los agravios
    y ojos abiertos y sin parpadear para los asombros
    de la cíclica desilusión.
    El rostro no acaba de acostumbrarse al llanto
    o a la sorpresa propia al descubrir lo que yace,
    agazapado,
    en los inescrutables laberintos de la infancia.
    Parece interminable el oficio de crecer.
    Creemos conocernos,
    haber dominado miedos y soledades,
    pero hay días en que en el espejo de la mañana
    el color de la piel muestra matices abandonados
    tonos que dejarán de ser nuestros.

    Ejercitamos,
    corremos pistas
    en amaneceres oscuros.
    Pistas íngrimas
    donde ningún espectador atestigua
    la tensión dolorosa de empujar los bordes
    y caer rendido sin alcanzar la meta imaginaria.
    Nadie aguarda, ni se alza eufórico en su asiento
    cuando logramos el salto mortal.
    Está vacía la banca del entrenador.
    No se cuenta con el consuelo del coach experimentado y cómplice
    en esta calistenia cotidiana
    en que nos enfrentamos con el lado opaco de la propia insidia.

    Sólo nuestra piel da testimonio.
    Ella es el límite
    de esta valiente, inevitable,
    soledad de todos.

    Autores: Gioconda Belli


    ©Protestante Digital 2014

     
     



     

     

     

     

    Tu comentario

     
    Deja aquí tu comentario

    Normas de uso

    > Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

    > No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

    > Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar