Publicidad

Sociedad

 

Un hombre que dejó huella 

 

Martin Luther King: 84 años de su nacimiento

 
Martin Luther King: 84 años de su nacimiento
Martin Luther Ling Jr. saluda durante una marcha multitudinaria.
 
Martin Luther King nació el 15 de enero de 1929. El pastor evangélico sigue inspirando la lucha por los derechos de los más desfavorecidos en todo el mundo.

15 DE ENERO DE 2013, ESPAÑA

Una de las figuras que marcaron el siglo XX para bien fue la del pastor evangélico Martin Luther King Jr. El 15 de enero de cada año se recuerda su figura, aunque en Estados Unidos siempre se dedica el tercer lunes del mes de enero a su conmemoración (este año será el próximo lunes).

Pastor evangélico y activista político, Premio Nobel de la Paz en 1964, Martin Luther King Jr. nació en Atlanta (Georgia) el 15 de enero de 1929. Fue pastor de la Iglesia Bautista Ebenezer en Atlanta, así como lo fueron su padre y su abuelo.

Nació en Atlanta, Georgia y desde muy joven se manifiestó como un luchador nato por la defensa de los derechos de la población negra. Como presidente del Consejo Directivo de la Asociación de Cristianos del Sur se negó a emplear la violencia para conseguir estos objetivos, abogando por una resistencia pasiva.

Esta actitud le hizo merecedor del Premio Nobel de la Paz en 1964. Un año después lograba que en los estados sureños se abolieran algunas leyes discriminatorias con la población negra. Pero esto no significó que se consiguiera la igualdad a pesar de su intensa lucha. Un tiro asestado por James Earl Ray acabó con su vida en 1968 en Memphis.

EL BOICOT AL AUTOBÚS
 King se graduó en la Morehouse College de la carrera de Sociología Bachiller de Artes B.A. en 1948 y del Crozer Theological Seminary con un B.D. en 1951. Recibió su Doctorado de Filosofía Ph.D. de Boston University en el año 1955.

En 1954, King fue elegido pastor de la Iglesia Bautista de Dexter Avenue en Montgomery, Alabama. Lideró en el boicot al bus de Montgomery en 1955, el cual empezó cuando Rosa Parks rehusó acatar la ley Jim Craw, que obligaba a las personas de color a ceder su asiento a personas blancas. La situación se volvió tan tensa que la casa de King fue atacada. El Dr. King fue arrestado durante esta campaña, la cual finalizó con la decisión de la Corte Suprema de los Estados Unidos de separar los autobuses entre estados.

Continuando con la campaña, en 1957 King participó en la fundación de la Conferencia Sureña del Liderazgo Cristiano (SCLC, siglas en inglés), un grupo creado para organizar el activismo por los Derechos Civiles.

MANIFESTACIONES EN TODO EL PAÍS
King continuó liderando la organización hasta su muerte, una posición criticada por el más radical y democrático Comité de Coordinación Estudiantil de la No violencia. El SCLC obtuvo esta afiliación principalmente de comunidades negras asociadas con iglesias Bautistas.

King fue un defensor de las filosofías de la no violencia y la desobediencia civil, usada satisfactoriamente en India por Gandhi, y aplicó esta filosofía a las protestas organizadas por el SCLC. King aplicó estos principios en la protesta no violenta contra el sistema racista conocido como Jim Craw.

La respuesta racista desde diferentes entornos a las marchas pacíficas crearon una ola en pro de los Derechos Civiles en la opinión publica, lo que fue clave para la aprobacion de los Derechos Civiles a principios de la década de los Años 1960.

NOBEL DE LA PAZ
 El 14 de octubre de 1964, King se convirtió en el ganador más joven del Premio Nobel de la Paz, el cual le fue entregado por liderar la resistencia no violenta al fin de los prejuicios raciales en los Estados Unidos.

En 1965 King empezó a expresar dudas sobre el papel de los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam. En febrero y de nuevo en abril de 1967, King se expresó fuertemente contra el papel de los Estados Unidos en la guerra. En 1968, King y el SCLC organizaron la “Campaña de la Gente Pobre” en defensa de los derechos de los más desfavorecidos. La campaña culminó en una marcha en Washington demandando ayuda económica a las comunidades más pobres de los Estados Unidos.

ASESINATO DE M.L. KING
En la tarde del 4 de abril de 1968, King, de 39 años de edad, salió a tomar un poco de aire en un balcón del Hotel Lorraine, el único de Memphis que aceptaba negros. El predicador había ido a esa ciudad de Tennessee para apoyar una protesta de trabajadores de la limpieza.

King, afectado por la depresión, ya había pasado la cima de su carrera y el movimiento de protesta pacífica se enfrentaba a la impaciencia de grupos más jóvenes que proclamaban el “poder negro” y bordeaban el recurso de la violencia.

“Dios ha permitido que llegara a la cima de la montaña y desde allí he visto la tierra prometida”, dijo la noche anterior a su muerte King ante los fieles congregados en Mason Temple. “Y es posible que no vaya a la tierra prometida con ustedes”. Añadió: “Estoy feliz esta noche. Nada me preocupa. No temo a hombre alguno. Mis ojos han visto la gloria de la venida del Señor”, añadió.

LAS CONSECUENCIAS DE SU MUERTE
Una bala, disparada desde el otro lado de la calle, le penetró por la mejilla derecha y le alcanzó la columna vertebral. King murió poco después en el Hospital St. Joseph.

El asesinato en el violento año de protestas que circundaron el mundo provocó disturbios en 125 ciudades de Estados Unidos en los que murieron 46 personas, 2.800 resultaron heridas y más de 26.000 fueron arrestadas.

El hecho de que el hombre acusado, juzgado y condenado por el asesinato de King, James Earl Ray, muriese en 1998 en prisión tras negar su culpabilidad ha alimentado variadas teorías de conspiraciones que incluyen desde la mafia a grupos supremacistas blancos y diversas agencias del Gobierno.

Dios, excluido del monumento memorial de Martin Luther King Los conceptos de desobediencia civil, resistencia y protesta pacífica encarnados por el pastor bautista King han marcado las bregas de figuras como el polaco Lech Walesa, la guatemalteca Rigoberta Menchú, los sudafricanos Desmond Tutu y Nelson Mandela, y en Argentina Adolfo Pérez Esquivel y las Madres de Plaza de Mayo.

El pasado año, el presidente de Estados Unidos Barack Obama inauguraba el Memorial de Martin Luther King, un monumento de piedra en el que se recuerda su vida y algunos de los mensajes más relevantes de su carrera.
 

 

 

Comentarios (7)

 
Id Autor/Fecha Comentario
7

grazia urbini

24/09/2013 09:26h

Que ejemplar ser humano,JESUCRISTO,nos enseño a ser personas jugadas en la fe,dotados de accion ante las injusticias, no una fe acartonada y complaciente.

6

MLL

17/01/2013 15:43h

Muchos creyentes tienen como meta principal en su vida ser ciudadanos respetados en su comunidad aportando un alto carácter integro y moral que permite hacer sólidas contribuciones a la sociedad, pero no será suficiente si no revoluciona el mundo que lo rodea. Un creyente no esta para ser buena persona como meta principal en su vida, está para ser sal y luz e incluso en algunas ocasiones llegar a ser peligroso ( para la corrupción e injusticias). MLK representa el modelo de Cristo y es un modelo a seguir, fué un agente de cambio.

5

Sergio de Lis

16/01/2013 11:56h

Aprecio extraordinariamente la figura de Martin Luther King. Su frase (más o menos) de que 'más preocupante que el mal es la existencia de los hombres que no hacen nada por evitarlo', supuso para mí una crìtica negativa de mi vida y un reto insoslayable.

4

enrique de Sefarad

16/01/2013 11:55h

Gracias hno. Alfonso.Puede ser que yo esté errado.Personalmente no veo 'la resistencia social activa' en las enseñanzas apostólicas.Mas bien lo contrario(cf.Stgo.5:6-7). La condena al rico opresor,y a toda injusticia,está condenada en la Ley,los Salmos y los Profetas;tambien el Redentor lo hizo,etc.Pero la actividad política del hno.MTK llevó a que murieran mucha gente.Pienso que ese no es el camino más excelente.Repito,estoy tratando de discernir unos hechos,no juzgando,en su sentido condenatorio,al hno.Luter King.Un cordial saludo.

3

Alfonso Chíncaro (Perú)

16/01/2013 01:22h

Estimado Enrique de Sefarad, no pienso que sea condenatoria su opinión, a pesar de que discrepo con usted. Yo veo que MLK decidió bien al intervenir en esa coyuntura tan difícil y urgente. Pienso que si él (u otro cristiano valiente) no se hubiera levantado ante esas injusticias, alguien más violento habría devuelto todo ese mal. Bendiciones.

2

enrique de sefarad

16/01/2013 00:35h

Fue un gran hombre,y mi opinión de ninguna manera es condenatoria por sus actividades de 'revolucionario social'.Mas considero que un siervo del Evangelio,en este caso un pastor,tiene un llamado más alto y no debe mezclar su vocación.El apóstol Pablo es el modelo a seguir.Un saludo en Cristo.

1

Anahi

16/01/2013 00:39h

Me quedo con la frase: “Estoy feliz esta noche. Nada me preocupa. No temo a hombre alguno. Mis ojos han visto la gloria de la venida del Señor”. Que buen ejemplo y testimonio.

Tu comentario

Deja aquí tu comentario

Normas de uso

> Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

> No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

> Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


MULTIMEDIA

Ver + MULTIMEDIA
 

Iglesia perseguida: Puertas Abiertas (E. Polo)

Una entrevista a Emilio Polo, director nacional de Puertas Abiertas en España; en la que explica la situación de la Iglesia cristiana perseguida en todo el mundo; así como de la labor que Puertas A...

Dios es sobrenatural o no es: J. de Segovia

Dios, o es sobrenatural y real, o no es. José de Segovia, teólogo y periodista, abordará el tema “Evidencias de lo sobrenatural” en el IV Fórum de Apologética será entre el 9 y el 11 de mayo en Com...

'Siete palabras’ (Jesús en la cruz, S. Park)

Stuart Park, evangélico de rigurosa formación teológica y filológica acaba de publicar el breve libro “Siete Palabras” (Ed. Camino Viejo, Valladolid. Sigue la traducción RV60: “Padre, perdónalos, p...

El Dios de la ternura: Carlos Duarte (poemas)

Carles Duarte, poeta catalán de larga trayectoria y reconocimiento. Deleitó a los asistentes como rapsoda, con su altísima poesía de trasfondo bíblico, fil osófico y espiritual que leyó en traducci...

¡Que Jesús entre en la Iglesia! A. Sampedro

Entrevista al compositor y conferenciante Alex Sampedrol, recientemente nombrado nuevo director para Especialidades Juveniles España/Europa, sobre la realidad de la iglesia y los jóvenes, que ha re...

Santiago en carta y música: Samuel Arjona

Entrevista a Samuel Arjona sobre "A Cielo Abierto", lanzado el pasado otoño. se inspira en la carta de Santiago. Samuel Arjona se rodea de músicos de gran calidad y reconocidos colaboradores (Franc...

Cristianos en la radio y radios cristianas

Viviana Rivero, Roberto Velert y Julio Pérez. Debate con la la escritora Viviana Rivero, creyente con éxito en el mundo editorial que aparece con frecuencia y gran audiencia en medios de su país; R...

Jesús y el fin del sueño de Lennon: José de Segovia

Entrevista a José de Segovia sobre el libro de Foenkinos sobre la biografía de John Lennon "El sueño se acabó". ¿Quién fue realmente Lennon? es la pregunt a que intenta responder este libro. Sin du...

Escrito en piedra, Dios como autor: D. Jándula

Conferencias del escritor Daniel Jándula con el tema “Escrito en piedra”, en el encuentro de la Alianza de Escritores y Comunicadores Evangélicos (Adece) que celebró su encuentro anual el pasado 4 ...

'Soy egoista', libro de Edmundo Hernández

Entrevista a Edmundo Hernández, mexicano afincado en España, líder juvenil, músico, y autor del libro "Soy egosita". Una entrevista de Daniel Oval en Espacio Joven.

El Giralt-Miracle más íntimo y espiritual

El crítico de arte, historiador e impulsor cultural Daniel Giralt-Miracle recibió este pasado 4 de abril el premio Personalidad del Año, concedido por la Alianza de Escritores y Comunicadores Evang...

El camino espiritual de Los Beatles

El periodista y teólogo José de Segovia, nos habla del "Evangelio según los Beatles" al hilo del libro sobre John Lenon que ha escrito David Foenkinos en la biografía "El sueño se acabó". Una entre...

 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar