Publicidad

Sociedad

 

Una enfermedad mental 

 

Suicidio del hijo de R. Warren, relacionado con trastorno bipolar

 
Suicidio del hijo de R. Warren, relacionado con trastorno bipolar
 
Quien la padece tiene tres veces más probabilidad de cometer suicidio que aquellos que padecen depresiones severas. El promedio anual de suicidio en personas con la enfermedad es de 10 a 20 veces mayor que en la población general.

08 DE ABRIL DE 2013, MADRID

Sin duda ha conmocionado a la opinión mundial en el entorno evangélico, y a todo Estados Unidos el  suicidio de Matthew Warren , que se ha producido en el seno de una enfermedad mental, y que según nos informa el periodista Wolfgang Streich se trataba de la conocida como trastorno bipolar, que produce cuadros de euforia alternando con otros de profunda depresión.

Wolfgang Streich, periodista paraguayo de fe evangélica, conoce personalmente a la familia Warren y además él mismo ha sido diagnosticado de esta enfermedad de trastorno bipolar. Nos informa en un correo electrónico que le consta que era el padecimiento del que estaba diagnosticado Matthew Warren.

El trastorno bipolar, también conocido como trastorno afectivo bipolar (TAB) y antiguamente como psicosis maníaco-depresiva (PMD), es el diagnóstico psiquiátrico que describe un trastorno del estado de ánimo caracterizado por la presencia de uno o más episodios con niveles anormalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo. Clínicamente se refleja en estados de euforia o manía (y en casos más leves hipomanía) junto con episodios alternantes de depresión severa, de tal manera que el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza de una manera mucho más marcada que las personas “sanas” que no padecen esta patología.

EL "TRASTORNO BIPOLAR"
Las personas que padecen trastorno bipolar tienen tres veces más probabilidad de cometer suicidio que aquellos que padecen depresiones mayores. Aunque muchas de las personas que sufren del trastorno realmente nunca lo hacen, el promedio anual de suicidio en hombres y mujeres diagnosticadas con la enfermedad es de 10 a 20 veces mayor que en la población general.

El elemento básico para el tratamiento del trastorno bipolar es la toma de conciencia del problema, su conocimiento por parte del afectado y sus allegados mediante una psicoeducación adecuada que les permita hacer frente a las crisis sin temores infundados y con las herramientas más válidas; así como prevenir las recaídas. La terapia farmacológica personalizada, especialmente durante las fases de desequilibrio, es otra de las claves.

Los patrones de cambios del estado de ánimo suelen ser cíclicos, y en algunos de estos trastornos pueden existir (como parece que le ocurría al hijo de Warren) ‘ciclos rápidos' porque el estado de ánimo puede cambiar varias veces en un período muy breve de tiempo.

Algunas personas sufren del trastorno bipolar durante años antes de que alguien lo sepa. Esto se debe a que los síntomas bipolares pueden parecerse a varios problemas diferentes. Los familiares y amigos pueden no darse cuenta de que los síntomas de una persona son parte de un problema mayor. Un médico puede creer que la persona tiene una enfermedad distinta como, por ejemplo, esquizofrenia o depresión.

También puede ocurrir a la inversa, ya que esta enfermedad se está poniendo de “moda”; y es achacar cambios de humor o trastornos de la conducta a la enfermedad bipolar sin que realmente exista. Siempre es importante consultar a un buen especialista de confianza antes de asumir que existe o no un trastorno bipolar.

CAUSAS ORGÁNICAS
Por lo general esta enfermedad tiene una base orgánica, y está en relación con un desequilibrio electroquímico en los neurotransmisores cerebrales. A pesar de ser considerado un trastorno crónico y con una alta morbilidad y mortalidad, una atención integral que aborde todos los aspectos implicados: biológicos, psicológicos y sociales, puede a menudo (no siempre) conseguir la remisión total o casi total de las crisis, de ahí la gran importancia de que el diagnóstico de la persona afectada sea correcto.

Sin embargo, no hay una causa única para el trastorno bipolar, y actualmente el consenso científico es que existen muchos factores que actúan en conjunto y se suman para producir la enfermedad. Debido a que el trastorno bipolar tiende a prevalecer en las familias (más de dos tercios de las personas que padecen trastorno bipolar han tenido al menos un pariente cercano con el trastorno o con depresión mayor unipolar) los investigadores han tratado de buscar un gen específico que se transfiera por generaciones y el cual pueda incrementar las posibilidades de una persona de desarrollar la enfermedad. Con ello, la búsqueda mediante investigación de genes sugiere que el trastorno bipolar, como otras enfermedades mentales, no ocurre debido a un sólo gen.

CUADRO CLÍNICO
El trastorno bipolar comúnmente presenta experiencias extremas de euforia o manía, aunque a veces estos episodios «altos» no llegan hasta el extremo de la manía. Si sólo ocurre esto último es mucho más difícil de diagnosticar, ya que los episodios pueden simplemente parecer como períodos de una alta productividad del individuo. También nos encontramos con subtipos de «ciclos acelerados» donde se producen los cambios de humos (euforia o depresión) de manera muy rápida.

Las señales y los síntomas del período depresivo en el trastorno bipolar incluyen (pero en ningún sentido se limitan sólo a ellos): sentimientos constantes de tristeza, ansiedad, culpa, ira y soledad y/o desesperanza, desórdenes de sueño, apetito, fatiga, pérdida de interés por actividades de las que la persona antes disfrutaba, problemas de concentración, odio hacia uno mismo, apatía o indiferencia, despersonalización, perdida de interés en la actividad sexual, timidez o ansiedad social, irritabilidad, dolor crónico (con o sin causa conocida), falta de motivación, dificultad para tomar decisiones y confusión general enfermiza e incluso ideas suicidas.

Las personas que padecen trastorno bipolar tienen una posibilidad tres veces mayor de poder llegar a cometer suicidio que la de aquellos que padecen depresiones graves (12% a 30%).Aunque muchas de las personas que sufren del trastorno realmente nunca logran cometer el suicidio, el promedio anual de suicidio en hombres y mujeres diagnosticados con la enfermedad (0.4%) es de 10 hasta 20 veces mayor que en la población general.

TRATAMIENTO
Las modernas psicoterapias basadas en la evidencia diseñadas específicamente para el trastorno bipolar, usadas en combinación con los tratamientos farmacológicos estándar aumentan el tiempo en que el individuo está bien significativamente más que con el uso exclusivo de medicación.

Actualmenteno existe cura para el trastorno bipolar, pero puede ser controlado en la mayoría de los casos. El objetivo del tratamiento consiste en un control eficaz del curso de la enfermedad a largo plazo, lo cual puede suponer el tratamiento de los síntomas. Para lograrlo se emplean técnicas farmacológicas y psicológicas.

En cuanto al aspecto social, se debe buscar la plena integración en el entorno. Para ello es condición prioritaria la 'normalización' de éste y los demás trastornos mentales. La erradicación del estigma, de los estereotipos, prejuicios y rechazos con que se carga a las personas que padecen problemas mentales, es el mejor instrumento para que la propia persona afectada reduzca sus niveles de estrés social, que en muchas ocasiones son los que le provocan los cambios de humor extremos.
 

 

 

Comentarios (8)

 
Id Autor/Fecha Comentario
8

juan

09/07/2014 18:24h

No deis más vueltas a lo mismo, os ha tocado como a mí, y ni Dios ni hoy por hoy ningún soma os va a dar una vida decente.La diferencia de estas enfermedades con el resto son dos cosas: pierdes la fe y la esperanza.

7

Norma Beatriz Nader - Nader Chilecito La Rioja Argentina

18/07/2013 13:57h

Es lamentable lo sucedido, hace un tiempo me diagnosticaron síntomas del trastorno afectivo bi polar, como cristiana debo decir que son demonios, posiciones espirituales que afectan a las personas, sabemos que lo sobrenatural gobierna el mundo natural, y entonces científicamente podemos explicar este fenómeno como la falla electro química de los neurotransmisores, falta de litio, etc etc porque lo padezco se que es real y que se sufre, en mis épocas de manía }he llegado incluso a insultar a Dios con una ira incontrolable, sintiendo en mi ser totalmente la presión, y la imposición para hacerlo, 'aparece como impuesto' dice la ciencia, he temido a perder mi salvación, pero sigo confiando en mi Señor JESUCRISTO REY DE GLORIA, DIOS DE TODO PODER, , y estoy esperando que El haga el milagro completo en mi vida. , Atención debemos alertar a las iglesias, sobre esta enfermedad que si bien es cierto no es nueva , el diablo la esta usando para tomar posesión de la gente , maldecir a Dos,

6

Guillermo de Móstoles

10/07/2013 23:54h

Creo que detrás de lo que parece una enfermedad mental, hay algo profundo. Creo que muchas personas que cumplen el cuadro clínico del transtorno bipolar , más que una enfermedad mental, lo que tienen es un alto llamado. Pueden percibir algo Glorioso (de ahí los momentos de Euforia) y experientar una gran condenación poco despues al sentirse incapaces de vivir en el glorioso estándar al que sienten llamados. Para mí la solución pasa más por la Fe que por la medicina. Cualquier cristiano más tarde o más temprano se va encontrar en una situación en la cuál se de cuenta que solo depende de Dios. No estoy en contra de la medicina, ni de que estás personas sigan un tratamiento. Aunque no pocos cristianos sienten necesitan una auténtica revelación para poder asumir que para mantener su dominio propio necesitan aliarse con unas pastillas. Una de las lecciones más complejas que nos toca aprender en la vida como cristianos es aprender a distinguir aquello de lo que solo Dios debe hacer y aquell

5

Víctor España

12/04/2013 00:15h

La triste noticia del hijo de Rick Warren me conmocionó, pero el mero conocimiento de la enfermedad que tenía me llegó más profundo todavía. Los que hemos padecido esta enfermedad en primera persona sólo podemos llegar a entederlo. Si bien en mi caso ya estoy estabilizado he de decir que además del carácter biológico de la enfermedad para mi ha sido un factor decisivo la ministración que he recibido relativo a sanidad interior. Estoy convencidísimo que sin ella yo no seguiría vivo ¡Gracias Señor!

4

Ricardo de Uruguay

09/04/2013 20:26h

Un detalle que llama la atención se mantenga oculto es la forma utilizada para quitarse la vida. No es por malsana curiosidad, sino un elemento importante para cuantos estamos considerando el tema con otros. El método utilizado agrega un componente esencial a la idea que nos estamos haciendo, en nuestro interés de ayudar a prevenir estas contingencias.

3

Tabitha

08/04/2013 17:59h

el trastorno bipolar puede llegar a ser un sufrimiento cronico muy fuerte para la persona que lo sufre y sus familiares. A veces es como caminar sobre una montaña de arena, pensando que te aguantará para darte cuenta - una y otra vez - que te hundes....y volver a trabajar para remontar.....

2

blue

08/04/2013 17:59h

¡Gracias que Cristo tiene el poder para sanarnos de todo mal!

1

Wolfgang Streich

08/04/2013 17:57h

Aclaro que mi relación con Rick Warren es a través del Facebook. Ya me había enterado anteriormente del problema de Matthew, y en esta semana en dos oportunidades Rick se comunicó a mi correo.

Tu comentario

Deja aquí tu comentario

Normas de uso

> Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

> No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

> Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


MULTIMEDIA

Ver + MULTIMEDIA
 

Amor y pareja (3): J.A. Monroy

Una serie de Juan Antonio Monroy (desde El Heraldo de la Verdad) en la que aborda desde todas sus perspectivas el hecho del amor en la pareja, hombre y mujer, noviazgo y matrimonio.

Amor y pareja (2): J.A. Monroy

Una serie de Juan Antonio Monroy (desde El Heraldo de la Verdad) en la que aborda desde todas sus perspectivas el hecho del amor en la pareja, hombre y mujer, noviazgo y matrimonio.

Amor y pareja (1): J.A. Monroy

Una serie de Juan Antonio Monroy (desde El Heraldo de la Verdad) en la que aborda desde todas sus perspectivas el hecho del amor en la pareja, hombre y mujer, noviazgo y matrimonio.

Cómo combatir la soledad (M.J. Núñez)

Dice la psicóloga María Jesús Núñez: "Las consultas de psicología están llenas de personas que se sienten solas, decepcionadas, que se resisten a romper una relación por miedo a la soledad posterio...

Heller Gzlez., de cura a pastor anglicano

Heller González Pena, responsable de la Iglesia anglicana El Renuevo en A Coruña (Galicia), es de nacionalidad cubana. Allí estudiaba para sacerdote católico, pero tuvo una experiencia que le llevó...

Soledad y soledades (Mª Jesús Núñez)

Una entrevista a María Jesús Núñez Dios psicóloga, y escritora, sobre la soledad en nuestro tiempo. ¿Qué es? ¿por qué se produce en el siglo de la comunicacióin? ¿hay diferentes tipos de soledad? ¿...

Cumbre iDeo, jóvenes y Dios: A. Sampedro

Por primera vez en España se celebra la Cumbre Ideo de Especialidades Juveniles (5-6 de septiembre, Madrid), un ministerio dedicado al ministerio juvenil, cuyo director regional en Europa es Alex S...

Johnny Cash, profeta de la Gracia (José de Segovia)

El cantatutor Johnny Cash, "el hombre de negro", en su última etapa, hace una reflexión profunda de la fe, la vida cristiana, el sentido de la iglesia como comunidad y en especial de la Gracia de D...

El tiempo perfecto de Dios (J.A. Monroy)

Juan Antonio Monroy, en su programa "El Heraldo de la verdad", nos habla de la historia de Jesús y la higuera que no daba fruto, aplicando este relato del Evangelio al concepto de tiempo perfecto p...

Cash, el hijo pródigo (José de Segovia)

Seguimos hablando de Johnny Cash con José de Segovia, y en esta segunda entrevista nos encontramos con el Cash cuya fe atraviesa caminos oscuros y tortuosos, pero que siempre lucha de alguna forma ...

Tiempo imperfecto (J.A. Monroy)

Juan Antonio Monroy, en su programa "El Heraldo de la Verdad", nos habla sobre tiempo imperfecto y tiempo perfecto.

¿Por qué ser virgen hasta el matrimonio?

Dice Will Graham: "Imaginaos que estáis casados. Vuestro cónyuge os pregunta: “¿Por qué me eres tan fiel?” Y respondéis, “Bueno, cariño, porque no quiero contraer enfermedades sexuales, ni tener un...

 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar