Publicidad




 

FaithBook 

 

Teología de bar

 
<em> Teología de bar</em>
 
Alex Sampedro

10 DE OCTUBRE DE 2012

Si bien el Altísimo no habita en templos hechos de manos, como dice el profeta:
 El cielo es mi trono, 
 Y la tierra el estrado de mis pies. 
 ¿Qué casa me edificaréis? dice el Señor; 
 ¿O cuál es el lugar de mi reposo? 
 ¿No hizo mi mano todas estas cosas? Hechos 7:48-50 “Esteban, momentos antes de ser apedreado.” 

Gente, porque al final de lo que se trata es de las personas. De fondo música de Coldplay, unas señoras en una mesa hablando de sus cosas, problemas y familia. Otros en la barra con cerveza en mano hablando de futbol como no puede ser de otra manera, pero también de sus penas. Alguien sirviendo empanadas, tapas y café, grupos de gente compartiendo.

Me pido una napolitana mientras escribo. Me gusta este ambiente y creo que a Jesús también le gustaría. Me imagino perfectamente una comunidad reunida en este lugar, con la gente, porque al final de lo que se trata es de las personas.

También voy a la universidad. Entro en la clase. Sillas mirando hacia la cátedra, entra el profe y da su sermón, algunos prestan atención y otros pasan. Otros ni siquiera han venido, creen que ya se lo saben todo o que alguien le pasará los apuntes o que no merece la pena escuchar a un profesor que no se prepara como Dios manda y en realidad no tiene pasión por enseñar.

Me imagino perfectamente una comunidad reunida en este lugar, con la gente, de hecho nuestros locales se parecen mucho a una clase de universidad. Eso no es ni bueno ni malo, es lo que es. Una forma. Porque al final de lo que se trata es de las personas. Y de Jesús.

¿Jesús? Ah sí, el que se presentó en la boda y se convirtió en “el alma de la fiesta”, el que enseñaba desde un barco, sentado en una montaña, en lugares públicos, plazas y por las casas. Según parece, cuando entraba al templo no le acababa de gustar la disposición de las mesas ni lo que parecía, un mercado.

Pero Jesús también enseñaría en un mercado. Pero su casa, su casa tenía que ser y parecer una casa de oración. Ahora nosotros somos esa casa, y debemos parecer una casa de oración. Me gustaría parecer una casa de oración con mis amigos en este bar, y en la universidad y en mi hogar, y vale, también en la “iglesia”. Los acordes de la canción de Coldplay son ideales según mis gustos para orar tranquilo sin que nadie me moleste ni me distraiga. Voy.

Quiero hacer comunidad, no como el mundo, sino como soy. Dios me ha hecho así, entiendo mi cultura porque yo soy cultura. Aunque he aprendido demasiada cultura evangélica accesoria que me resulta muy difícil desaprender. Pero he de intentarlo por amor a Jesús en primer lugar y a la misión en segundo.

La Escritura, también puedo estudiar la Bíblia en este bar, y si alguien me pregunta mucho mejor.

En la “iglesia” nadie pregunta por qué leo la Biblia. A lo mejor presuponen que si la leo allí, es que la leo mucho. No me conocen. No quiero tener una doble moral, ser alguien distinto en el lugar sagrado y otro Alex en este local. No quiero ser un bipolar espiritual. Quiero sacralizar mi vida, quiero sacralizar este bar.

Quiero orar aquí. En la “iglesia” nadie me pregunta porqué oro. A lo mejor presuponen que si oro allí es que oro mucho. No me conocen. Si oro en este bar, podría hacerlo de otra manera. Quizá sin cerrar los ojos, no sabemos exactamente como oraba Jesús cuando estaba con gente, aunque cuando lo hizo alguna vez y la bíblia lo registra, lo hizo con los ojos abiertos y de pie. Gente, porque al final de lo que se trata es de las personas. Y de Jesús.

Quizá puedo orar escribiendo, como hacen muchos de los que redactaron partes de la Escritura, oraban mientras escribían:

Padre, ayúdame a ser luz en el bar, Amén.
 

Autores: Alex Sampedro

©Protestante Digital 2014

 
 



 

 

Comentarios (26)

 
Id Autor/Fecha Comentario
26

Andrés Iglesias.

18/10/2012 11:34h

Gracias Alex, necesitamos recuperar el énfasis en hacer misión donde está la gente, porque donde está la gente está la necesidad. Veo todavía mucho dualismo platónico separando lo santo y lo profano, y lo más espiritual y menos espiritual. Tal vez sea bueno recordar que el concepto paulino de adoración (Romanos 12 y ss.) rompe con esa concepción y nos desafía a redimir nuestra cultura. No hay 'lugares y lugares' para el cristiano y para la iglesia...esa es una triste herencia de un cristianismo institucionalizado que estamos llamados a superar.

25

Melqui Ll.

17/10/2012 18:25h

Buena matización Abrek... Amen.

24

Abrek

17/10/2012 15:12h

-> (… sigo) -> Cierto que Jesús no fue donde no se debe ir; pero igual de cierto, si no más, (y esto precisamente es de lo que va el artículo) es que no escondió ni disimuló quien era en cualquier lugar al que fuera; no sólo entre las cuatro paredes del 'templo'. Esa es la reflexión que se nos propone ¿no?, del fondo del asunto, no la forma, 'de lo que sale del corazón, de lo cual habla la boca, y no de comer sin las manos por lavar...'

23

Abrek

17/10/2012 15:12h

Evidentemente el tipo de bar al que se refiere este artículo no es un bar que cualquier cristiano no pueda frecuentar con toda normalidad. ¿Es que hay que explicar esto? ¿Es que siempre hay que matizar con la 'sospecha espiritual' prejuzgando a los sinceros y no estereotipados con nuestros 'moldes'? -> (sigue…)

22

Melqui Ll.

17/10/2012 10:19h

Michèle: Las prostitutas iban a Jesus, pero jamás se le vió en un prostíbulo. En Judea había famosísimos centros de Ocio Romano como el Circo y no se registra que Jesus estuviera nunca allí.... repito hay lugares y lugares. Y repito también hay bares y bares, y hay bares en los que uno puede orar estudiar/leer la biblia e incluso ministrar a personas, yo lo he hecho, hay otros en los que NO se puede. De ahí a sacralizar los bares... va mucho.

21

Melqui Ll

17/10/2012 10:19h

Estimado Alex (sigue de la anterior): No se si has leido el libro 'El hombre y su lugar' de Tournier.... es buenisimo. Pone en orden el tema de los lugares. ¡¡Que curioso!! Dices que al final todo es cuestión de las personas, pero no puedes divorciar estas de los lugares.... Lugares- personas.... personas-lugares. Lo uno y lo otro se confunde como el espacio con el tiempo siendo, como son, de naturaleza diferente. Bnediciones

20

Melqui Ll.

17/10/2012 10:19h

Estimado Alex: Tengo que confesar que muchas veces me he sentido así en un bar y hasta he considerado que disfrutar de ciertos lugares -no sacros- forma parte de la bedicion de Dios. Pero ¿no crees que debemos tener un poquitin de cuidado con sacralizar ciertas cosas? Orar en un bar, que yo lo he hecho, es muy diferente a hacerlo en la Iglesia (ya sea que se entienda como lugar fisico o asamblea del cuerpo de Cristo) Hay lugares y lugares.

19

Javi Lito

16/10/2012 13:15h

En vista de algunos comentarios, lo que está claro es que todavía tenemos muchísima 'cultura evangélica que desaprender'... Ánimo Álex... se agradece tu transparencia!

18

cvasturias

16/10/2012 00:49h

Amados hermanos: Siento mucho haber sido mal interpretado. Si volveis a leer mi comentario podeis comprobar que no he dicho que estuviera en contra de evangelizar en los bares, universidad. Sólo intenté 'reprochar' que no está bien alabar lugares como un bar pues. Es más, os invito a evangelizar allí donde estéis! Pero no comparto en absoluto frases como 'Me gusta este ambiente y creo que a Jesús también le gustaría'. Hermanos, El Señor Jesús predicó allá donde estuvo pero NUNCA dijo 'Me encanta esté lugar donde nadie cree!' No obstante siento mucho si ofendí a alguien. Muchas Bendiciones, Paz!

17

Jaime

13/10/2012 23:36h

Secularismo y fe. Buena excusa para seguir el camino ancho y facil. Muchos son loque caminan por el. La paradoja del cristiano es: Estoy en el mundo, pero ya no pertenesco a el. Soy la sal de la tierra pero tambien soy la hez del mundo. Donde marcamos la separacion? Tal vez debemos oir la voz de Dios diciendonos: Quita tu zapato de tus pies, porque el lugar que estas pisando es santo. Como santificar tu propio espacio y commo santificar este mundo? La presencia de Cristo mora dentro de aquellos que se atreven a salir del salero y dan sazon a esta tierra contaminada por el mal. Pero no pierden su sabor sino que lo echan al mundo para transformarlo.

16

MolineroTriste

13/10/2012 13:06h

Totalmente en desacuerdo con cvasturias. Bendiciones.

15

jordi

12/10/2012 16:35h

He aquí que una barca volvió de la mar, y decían: 'Bueno, no echamos la red.' Entonces los siguientes en salir, molestos, se dijeron, y si en vez de usar red, permitimos que el agua entre en la barca, de seguro la llenaremos de peces. Pero he aquí los muchos peces con las muchas aguas iban siendo el centro, y la barca se adaptaba cada vez más, llenándose.. Y todo parecía ir progresivamente bien.. Pero no sólo se echó luego en falta aquella barca, sino que progresivamente los mares iban ganando embarcaciones, para mayor profundidad. 'Un poco de levadura leuda toda la masa.' [Ga 5:9]

14

isaias

12/10/2012 16:37h

Me ha gustado mucho el artículo. Me gustaría mucho ver bares repletos de gente que glorifica a Dios con sus actos. No importa donde, ni cuando, glorificar a Dios con nuestras vidas es el evangelio que necesita esta generación. Un abrazo!

13

Pedro

12/10/2012 16:40h

UN ARTÍCULO MUY SINCERO.ÁLEX, NUNCA DEJES DE COMPARTIR ESTAS COSAS.AUNQUE QUE SEPAS QUE TE VAN A LLOVER LAS CRÍTICAS DE FORMA MUY DURA.Y YA SABES DE QUIÉN,VERDAD?PERO...¿QUÉ ES MÁS IMPORTANTE? ¿AGRADAR A DIOS? ¿O A LOS HOMBRES?

12

Julio Cesar Almonte

11/10/2012 16:02h

Un solo detalle que falto a mi comentario anterior, no sobre expongas tus debilidades, el peligro es mas sutil que nuestra percepcion, el corazon puede distraerse y caer, en estos lugares esta precaucion es especialmente valida.

11

Julio Cesar Almonte

11/10/2012 16:02h

Excelente Articulo, es la primera vez que dejo un comentario aca, de muchos articulos buenos, este es, para mi, el mejor, practico, profundo y actual, limpio y lucido, real y sin vicios heredados, sin deseos de alardear, me imagino honesto pero sobre todo valiente. Te felicito mucho y lo usare cuando en medio de jovenes confundidos en el fuego cruzado de nuestras vidas de cristianos.

10

Juan Angel

11/10/2012 15:00h

Gracias, Álex. Me parece un artículo muy bueno, en la línea de pensamiento de Rebecca Pippert en su libro 'Fuera del Salero para alcanzar al mundo'. En cuanto a la discusión 'generada' sería muy bueno si nos quitáramos todos el vicio del pensamiento de creer que la manera 'de Jesús' es la que me gusta a mí (por piadosa que parezca, que no lo será más que los fariseos) y lo que no se adapte a mí es porque el otro no está siguiendo a Jesús, sino a su manera de pensar. Denota poca humildad.

9

Pablo

11/10/2012 15:00h

Con esto no digo que haya que congregarse en bares, digo que lo importante somos las personas, la verdadera IGLESIA, la verdadera casa donde mora Jesús. Entonces ¿Por qué no se sale a las plazas, a los parques, etc. a leer la biblia, a orar, a SER iglesia??

8

Pablo

11/10/2012 15:00h

Excelente articulo! Jajaja un Bipolar Espiritual!! qué buena! muy buena definición :-) Imaginaros una reunión de estudio bíblico donde lo único que se hace es orar, compartir algo de la Biblia y de nuestras experiencias de la semana. Imaginaros que el grupo es una 'Iglesia' pequeña y al ser día laboral tan sólo han podido acudir 6 personas. ¿¿Qué diferencia hay entre estar entre las 4 paredes de lo que erróneamente denominamos “Iglesia”, a estar sentados en un bar tranquilo alrededor de una mesa??

7

Michèle

11/10/2012 13:38h

animo Alex, hay que salir al bar, al botellón, a la calle, donde estuviera Jesús, no podemos aislarnos en nuestras iglesias y misas dominicales.. Jesús alcanzaba a la gente porque Él iba con ellos, no les esperaba sentado en algún lado..

6

HEM

11/10/2012 10:42h

Gracias por tu artículo Alex. Ojala nos encontraramos algún dia en el bar, podriamos charlar con más libertad que en muchas 'iglesias'.

5

Luis

11/10/2012 10:42h

¡Qué crack Alex! Sigue así, volviendo al germen del evangelio revelado y trayendo esperanza a jóvenes atrapados en la religión que se pregutan ¿Esto es lo que quiere Jesús para mi vida? 2000 años de cristianismo han traído muchas deformaciones, religiosidad y legalismo.

4

jessica

11/10/2012 08:23h

Amigo, si fuera asi de ligero el asunto...., pero no,, porque recuerda,, de lo que se trata es de Jesus y eso lo cambia todo. Su camino es estrecho y te lleva a Su lado,, el otro es bien ancho pero lleva a la perdicion... Porque no es como tu lo quieres es como El lo dispuso, recuerdas se trata de Jesus no de ti.

3

Ale

11/10/2012 08:23h

Uff!! tanto que comentar que me faltaría espacio; así q por el momento: gracias por este artículo!

2

jordi

11/10/2012 08:23h

Jesús fue a multitudes, o Jesús sanó a diez leprosos.. Y sí claro claro, Jesús confrontó a nueve de los leprosos, Jesús no se fiaba de las multitudes o se retiraba.. Pero Jesús fue a multitudes.. Aunque no sé si comprendemos el cambio generacional.

1

cvasturias

11/10/2012 08:26h

Ese ambiente tan 'guay' destruye personas y familias todos los días. Esa universidad tan 'guay' predica cada día en contra de la Creación de Dios. No podemos hacer nada a 'nuestra manera' porque nuestro 'yo' ha de morir crucificado en la Cruz para que viva Cristo y no 'yo'. Lo de 'orar con los ojos abiertos' suena a pretexto por avergonzarse de la oración. Coldplay es un grupo del mundo y El Señor enseña que ningún pagano nos puede aportar nada bueno. Te aconsejo que cambies de congregación porque si prefieres un bar a un grupo de personas que buscan humildemente glorificar el nombre del Señor Jesús algo va mal... Con todos mis respetos. que El Señor te de Sabiduría. Paz

Tu comentario

Deja aquí tu comentario

Normas de uso

> Esta es la opinión de los internautas, no de Protestantedigital.com

> No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.

> Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Publicidad


 

 

TÉRMINOS Y CONDICIONES

1.- Para poder ser publicadas, las Cartas se enviarán firmando con el nombre y los dos apellidos, y rellenando todos los campos marcados con asterisco.

2.- El contenido no podrá exceder un máximo de 1800 caracteres (~ 350 palabras, el gestor frena automáticamente una carta que se envíe con más caracteres). No se admitirá que una opinión más extensa se divida en varias cartas (sólo se publicará la primera de ellas)

3.- Si se publica, solo figurará el nombre y la firma del remitente, ningún otro dato personal.

4.- En las cartas que hagan alusiones personales o institucionales, sólo se admitirán aquellas que traten cuestiones o información del contenido publicado en Protestante Digital (nunca fuera de nuestro medio) y que tengan relación directa con el tema tratado en Protestante Digital.

5.- Dentro de las normas y la libertad de expresión, pedimos el máximo nivel de respeto y de educación en los términos y calificaciones, centrando las opiniones en las cuestiones ideológicas y el debate de posturas y dejando de lado aspectos personales o los juicios de valor.

6.- La publicación de la carta es independiente de que su contenido coincida o no con la Redacción de Protestante Digital.

7.- No se publicarán enlaces externos, direcciones de twitter o facebook, que se envíen como parte de la carta.

8.- Se valorará la calidad de la carta, especialmente una aportación diferente a las ya realizadas, de manera que no se publicarán cartas que reiteren exageradamente puntos de visto ya expuestos previamente, obvios, o de sobra conocidos. Se espera cierta creatividad, imaginación y originalidad en las aportaciones de los lectores.

9.- Se pide centrar los comentarios en el tema central de la noticia o el artículo. Las opiniones estilo "trolls" que desvían automáticamente el debate a temas conflictivos, creando tensión innecesaria no serán publicadas; y si esta actuación es reiterada estos autores serán bloqueados.

10.- La aceptación de las cartas no es automática, sino previa valoración por el equipo de la Redacción de Protestante Digital, que puede aprobar su contenido, extractarlo eliminando aquello que no cumpla las presentes normas, o denegando su publicación (en cuyo caso no aparecerán publicadas). Intentamos que este periodo sea en general inferior a las 24 horas, y en todo caso menos de 72 horas.

11.- No se mantendrá correspondencia con los autores.

12.- Enviar la Carta confirma la aceptación total de estos términos y condiciones.

13.- Evidentemente, muchos (no todos) de los aspectos mencionados en estas normas tienen un componente subjetivo inevitable. Estamos convencidos de no acertar siempre en nuestros criterios, pero podemos asegurar que sí intentamos ser objetivos, justos y ecuánimes hasta donde nos es posible y somos conscientes.

 

Si nuestra actuación no es correcta a juicio de algún lector, le transmitimos nuestro pesar y les animamos a no dejar de manifestar sus opiniones intentando ceñirse al máximo a los términos y condiciones presentes.

 

Muchas gracias.

 

 

Cerrar